recogida de una actualidad con el ánimo de archivo y la opinión personal

domingo, 29 de abril de 2012

NEUROCIENCIA y CUCARACHA: experimento científico



Diseccionando en vivo la pata de una cucaracha, el neurocientífico Greg Gage nos muestra como el cerebro recibe informaciones a través de impulsos eléctricos y como las extremidades responden.
 
Siento verdadera aversión por las cucarachas pero ¿no tenemos suficente conocimiento científico para mostrar los mismos resultados sin tener que  mutilar a un ser vivo?  Tengo la total convicción que el Sr. Gage lo posee..





viernes, 27 de abril de 2012

CULTURA: conversación Vargas Llosa y Lipovetsky

  
Vargas Llosa (izquierda) conversó con el filósofo francés Gilles Lipovetsky (derecha) sobre temas como la postmodernidad y la llamada sociedad de consumo (EFE)

La defensa que el escritor peruano Mario Vargas Llosa hace de la cultura dentro de lo que llama La civilización del espectáculo, su nuevo libro, responde a una experiencia personal donde está lleno el espacio que la religión había ocupado durante su juventud.

“Haber podido leer a Joyce; haber podido leer y gozar con Góngora, entender el Ulises de Joyce (...) me hizo entender mejor la política, las relaciones humanas”, explicó el Premio Nobel de Literatura, quien el pasado miércoles charló con el filósofo francés Gilles Lipovetsky acerca de su más reciente ensayo.


Vargas Llosa destaca que la cultura fortalece una rica vida espiritual frente al egoísmo y la soledad que produce el capitalismo, y que el papel de grandes pensadores y artistas en la historia de la humanidad radica en la creación de una “sensibilidad” que hace a las personas “altamente creativas”, un fundamento de la libertad.

“No se puede leer a (Franz) Kafka, a (Leon) Tolstoi, a (Gustave) Flaubert, sin convencerse de que el mundo está mal hecho, de que comparado con esas cosas tan hermosas, tan perfectas, donde todo es bello, lo malo es también bello, el mundo real es tan mediocre en comparación con ese mundo maravilloso que crearon esos escritores y artistas”, apuntó el autor.
En su ensayo La civilización del espectáculo, Mario Vargas Llosa maneja una visión, no pesimista, sino “preocupante” por la importancia hegemónica que se le da al entretenimiento sobre la alta cultura.

“La desaparición de la alta cultura ha significado el triunfo de una confusión (...) se desploman valores estéticos, un canon, unas ciertas jerarquías”, consideró Vargas Llosa en la plática realizada en el Instituto Cervantes de España.

Añadió que el gran arte equipa a los individuos para ser mucho más lúcidos, con una sensibilidad que “le permite defenderse mejor ante la adversidad (...) sufrir menos”.

(univisionkansas.com)

Gilles Lipovetsky, por su parte, destacó los aspectos positivos de la sociedad del espectáculo que critica Vargas Llosa al calificarla como una “sociedad a la carta donde los individuos construyen su forma de vida”, donde hay mayores libertades.

El peruano coincidió con Lipovesky en que en la actualidad se vive “una libertad infinita”, aunque también con esa libertad se corre el peligro de los embaucadores. “El más dramático: el de las artes plásticas (...) todo puede ser arte y nada lo es, en que todo arte puede ser bello o feo”.
El autor de La cuidad y los perros apuntó que la sociedad industrial moderna ha mejorado extraordinariamente la vida de las personas, “pero no ha traído esa felicidad que busca el ser humano”, y eso es lo que logran los artistas a diferencia de los tecnócratas que miran hacia una sola dirección.

“El trabajo de los grandes humanistas no va orientado en una sola dirección, va orientado al conjunto de la sociedad; de alguna manera establece esos denominadores comunes que se pierden en la sociedad con la modernización, con la industrialización.

“La sociedad moderna va segregando, va separando a los individuos, y es por eso que es importante ese denominador común que nos hace sentir siempre solidarios y fraternos porque se establece una comunidad de intereses”, aseguró Vargas Llosa.

En La civilización del espectáculo, Vargas Llosa ubica una frivolidad en la sociedad en la que los valores que antes se aceptaban en la vieja cultura están confundidos y en el que la creatividad está en peligro.

El escritor de 76 años, nacionalizado español, apuntó que el papel de la cultura ayudará a los individuos a enfrentar fenómenos como el racismo, el totalitarismo.

“Ese tipo de sensibilidad resulta fundamentalmente de la cultura, y cuando en la cultura no está esa sensibilidad se embota”, dijo Vargas Llosa, quien enlistó casos de antisemitismos y de rebrotes de nazismo en la Europa culta.

                                ---------------------------------------------------------------

Suena todo muy certero pero no olvidemos el neoliberalismo del Sr. Vargas Llosa, un personaje que defiende la alta cultura y que ha recibido un Nobel de literatura debería estar por encima de errores tan básicos como caer en la propia negación.

Las culturas indígenas suramericanas merecen el mismo respeto que las más modernas pues la cultura no sólo es lo que el mundo más desarrollado lleva a cabo.  La literatura no es todo en la cultura.


No reniegue Ud. de sus orígenes y dedique su intelecto e influencia en el mundo occidental para mejorar la vida de los suyos en latinoamérica.





jueves, 26 de abril de 2012

POP ART: una introducción

 Marilyn Monroe por Andy Warhol

Pop Art. Arte Pop

Por José Carlos Bermejo

El Arte Pop crea obras de arte a partir de objetos preexistentes. El artista pop conecta anuncios, imágenes de propaganda industrial y, en definitiva, cualquier elemento inserto en la cultura de masas... hasta convertirlos en obras de arte. El Arte Pop rompió una barrera visual y de concepto, unas veces haciendo uso de técnica iniciadas por otros artistas mucho tiempo atrás, otras innovando desde la originalidad para impresionar nuestras retinas y nuestras mentes y nuestros sentidos...

La finalidad de este artículo es aportar una serie de ideas clave sobre este proceso histórico y, al mismo tiempo, acotarlo cronológicamente.

Tom Wesselmann
Fue el crítico de arte de origen británico Lawrence Alloway quien en 1954 acuñó el término Pop Art para referirse a una nueva forma de expresión artística que estaba creando la cultura de la publicidad de masas. Sin embargo, años después el concepto del término se vio ampliado por parte del mismo crítico, para designar las obras de artistas que empleaban imágenes populares dentro de un contexto de arte considerado como culto o elitista.

La Primera Obra Pop Art

"Just what is make today´s home so different, so appealing", la considerada como primera obra de Arte Pop.
Just what is make today´s home so different, so appealing?
La primera obra a la que la crítica refiere como una obra de Arte Pop fue “Just what is make today´s home so different, so appealing?” (Sencillamente, ¿qué es lo que hace que los hogares de hoy sean tan diferentes, tan llamativos?) Esta obra, de Richard Hamilton (el más destacado artista del llamado Independent Group) fue presentada en una exposición que llevaba el significativo nombre de “Esto es el Mañana” desarrollada en la  Whitechapel Art Gallery de Londres. Corría el año 1956. En el lienzo se pueden ver el esquema de los principales objetos que inspirarían a los artistas pop en el futuro. Es también más que significativo que aparezca en el centro de la imagen, como podemos ver arriba, la palabra "pop".  

Fama y Crítica

El Pop Art se enfrentó con algunas dificultades a la hora de ganar la consideración de la crítica. Si fue en Estados Unidos donde, de forma clara, fue desarrollándose y ganando espacio en los trabajos de los nuevos y jóvenes creativos, también fue en ese país donde ganó los primeros detractores, al considerar que el Arte Pop, de alguna manera, estaba echando por tierra todo lo que había ganado el Expresionismo Abstracto, la primera corriente artística que en los años cincuenta del siglo XX había sido considerada como la corriente, o estilo, propiamente norteamericano que lograba traspasar las fronteras. Algo de suma importancia para una nación, de joven historia que, en comparación con las europeas, se hallaba a una enorme distancia cultural. Lejos de agravios comparativos o controversias, el Pop Art se impuso como corriente artística, aceptada por los críticos y por el público.

El Collage: Concomitancias con el Dadaísmo

Si bien ya Francis Bacon había recuperado elementos propiamente del dadaísmo al combinar en sus obras pictóricas imágenes recortadas de los periódicos, el collage -también utilizado por los cubistas- fue desarrollado por los artistas pop como "Assemblage". Marcel Duchamp llegaría a declarar: "Este neo-Dadá al que llaman nuevo realismo, pop art... es una fácil manera de salir al paso y vive de lo que hizo Dadá. Cuando descubrí los ready-mades pensé en atentar contra la estética. En el neo-Dadá han cogido mis ready-mades y les han encontrado la belleza estética. Les lancé el botellero y el orinal a la cara como una provocación y ahora los admiran por su belleza estética. Como se apuntaba en el artículo Dadá: Rechazar la Cultura Haciendo Cultura se explicaba que este movimiento partía del antiarte, navegando a la contra. Sin embargo, el Pop Art sienta sus bases en la reivindicación artística, creando obras de arte.

Los Primeros Artistas Pop

Richard Hamilton. Sin duda el iniciador del Pop Art con su obra "Just what is make today´s home so different, so appealing" describe a la perfección el carácter del grupo. Imágenes que glosan el consumismo y la cultura popular reflejadas en la comida enlatada, un televisor, un magnetófono. Todo ello rodeado de un hombre musculado y una mujer esencialmente erótica mirando al espectador, quizá con el mismo rostro de sorpresa dibujando el rasgo de sus facciones planas.

Jasper Johns. Alrededor de 1958, este norteamericano comenzó a elaborar obras basándose en objetos corrientes tales como banderas, dianas, mapas de Estados Unidos o números.

Robert Rauschenberg. Tracer. Tracer
Uno de los primeros artistas pop, ganó el premio de la Bienal de Venecia convirtiéndose en uno de los precursores de esta corriente en Estados Unidos. Su obra oscila entre el Expresionismo Abstracto y en lo que se ha venido en llamar neodadaísmo. Desde 1955 llevó a la práctica sus "pinturas combinadas", consistentes en cuadros pintados sobre lienzos en los que introducía fotografías. Uno de los ejemplos es la obra "Tracer" reproducida en este artículo y uno de sus trabajos más famosos.

Andy Warhol. El personaje más mediático y conocido de los artistas pop comenzó realizando trabajos publicitarios, aunque pronto con sus series  sobre imágenes de objetos de consumo -Coca-Cola, sopas Campbell- , imágenes de iconos del cine o la vida social -Marilyn Monroe, Elvis Presley o Jaqueline Kennedy-; así como imágenes que describían tumultos raciales o accidentes, le hicieron destacar en esta corriente artística. Después vino la trascendencia mediática que le catapultó hasta llegar a ser un icono más, tan famoso desde el punto de vista sociológico como artístico.

Edoardo Paolozzi. "Yo Fui el juguete de un hombre ricoEdoardo Paolozzi. "Yo Fui el juguete de un hombre rico"
De origen italiano y nacido en Edimburgo, ha pasado a la historia como el iniciador del movimiento pop en Gran Bretaña. Al igual que Warhol utilizó imágenes comerciales y también imágenes eróticas.

Roy Lichtenstein. Llegó a ser considerada la figura más destacada del Pop Art norteamericano. Centró su trabajo en la utilización de viñetas de comics copiadas con un epidíascopo, de las que a continuación estarcía los puntos para aplicar los colores planos.

Tom Wesselman. Al igual que Warhol y Lichtenstein fundamentó su trabajo en el desarrollo de obras artísticas a partir de cómics, si bien amplió su obra con el collage y la pintura, centrando en el desnudo y la naturaleza muerta su arte, rodeado de colores planos, vivos y sugerentes.


Para saber más:
"El Arte Hoy. Del Expresionismo al Nuevo Realismo". E. Lucie-Smith.
"Depuis 45: L´Art de Notre Temps. AA VV. 

Artículos relacionados:
>> David Hockney, del Pop Art al dibujo por ordenador Leer...

>> Los Diarios de Andy Warhol Leer...


Otros Artículos relacionados en Actually Notes:

* El Hiperrealismo

* Dadaísmo: Rechazar la Cultura Haciendo Cultura

* Surrealismo: Lejos de la Razón

* Arte Cinético, Arte en Movimiento

* Futurismo

* El Grito de Munch

* El Nacimiento del Cómic Moderno

* El Plan Voisin de Le Corbusier

* ¿Artistas Locos?

* Entender el Arte Abstracto

* El Significado del Fauvismo

* OP ART 


------------------------------------------------------------

Gracias José Carlos





 

miércoles, 25 de abril de 2012

FÉLIX de AZÚA: el Doctor y la orgía de chicharras


Con frecuencia oigo decir que es inmoral condenar a todos los políticos por el mal comportamiento de unos pocos. Aunque quienes lo dicen suelen ser políticos, podríamos aceptarlo, pero sería más convincente si los políticos que aún no se han corrompido denunciaran a sus colegas corruptos. No suele suceder, o al menos yo no conozco un solo caso.
En Andalucía un tipo ha estado gastando el dinero del contribuyente en dosis de cocaína capaces de matar un hipopótamo, pero ninguno de sus colegas se había percatado. Iba repartiendo dinero a puñados entre los amigos del partido, pero ningún socialista andaluz lo había advertido. Los subsidios de desempleo iban a parar a sus colegas y ningún responsable lo había señalado. Sin embargo el delincuente, un alto cargo de la Junta, dice que todo el mundo lo sabía.
En Valencia una trama corrupta llega por fin hasta los juzgados, pero sin consecuencias entre los políticos profesionales del partido incriminado. Ni uno solo ha pedido excusas o ha censurado a sus compañeros rufianes. En Las Baleares hay un partido, el de una mujer llamada Munar, que se inscribió en el registro con el propósito explícito de delinquir y en efecto se convirtió en el partido del latrocinio abierto y conocido por toda la sociedad política balear. Ni un solo político dijo nada. Tampoco los de la oposición.

En fin, la impresión es que la totalidad de la sociedad política está corrompida, sea de facto o por su silencio, a la manera de los nacionalistas vascos, cómplices de los crímenes de ETA por su colaboración pasiva.

Una sociedad totalmente corrupta es muy difícil de combatir. No hace muchas semanas escribí que las tramas de corrupción actuales son tan opacas y técnicas que sólo un novelista puede dar cuenta de ellas. Así sucede en Cataluña, donde una corrupción general está perfectamente controlada por las cien familias. ¿Podría con ellas un novelista?

Confieso que me equivocaba porque ha sido un periodista el que ha escrito un reportaje demoledor sobre las tramas de corrupción catalanas, las cuales incluyen a nacionalistas, socialistas, separatistas e incluso al PP. Sólo se salvan los de Ciutadans. El periodista es Manuel Trallero y el libro se titula Música celestial (Debate). La trama delictiva viene descrita a partir del llamado “caso Palau”, es decir, el latrocinio a que se dedicaban Félix Millet y sus secuaces desde la sede del Palau de la Música Catalana. Nadie conoce a ciencia cierta las cifras finales, pero parece que ya vamos por los trescientos millones de euros.

Lo asombroso es que en la minuciosa descripción del sistema y de las corrupciones concretas, expuesto por Trallero con gran detalle, aparecen todos los nombres de la sociedad barcelonesa acomodada, los ricos, los poderosos, sus abogados, sus banqueros, no falta ni uno. La colaboración de políticos, empresarios, leguleyos, inspectores de hacienda, medios de comunicación, jueces, en fin, de la elite catalana, para desvalijar a los contribuyentes es apabullante.

No es un libro para leer por diversión, es un tremendo volumen de quinientas páginas en donde se detalla cada operación, quién cobró y cuánto, cómo se escondía, quién urdía la mentira, cómo se disimulaba, cómo aparecía en los diarios “serios” y en las televisiones nacionalistas. Los lectores barceloneses conocerán a cada uno de los personajes implicados, los cuales van desde columnistas de diario hasta banqueros del catalanismo y grandes familias soberanistas, pero los lectores forasteros apenas si les sonarán un par de personajes. No importa. Lo relevante del libro es que expone con precisión la complicidad de toda la sociedad acomodada y la necesidad de que los partidos políticos garanticen la impunidad de estos truhanes. Parece que no tengan mejor función. Es, en verdad, terrorífico.

Ahora bien, no vaya a creerse que es un trabajo para descubrir tan sólo la ciénaga que oculta el llamado “oasis catalán” y la inmensa corrupción que se envuelve en la bandera catalana (eso todos lo sabíamos), es más bien un trabajo para entender cómo funciona la corrupción generalizada en Cataluña, en Valencia, en Andalucía, en Baleares, en España entera, porque los métodos son los mismos, se imitan los unos a los otros y sólo cambian los nombres.

Así que, en efecto, seguramente hay políticos honrados, pero tampoco me fío de ellos si no se deciden a defender la democracia. Porque lo abyecto de la corrupción es que destruye cualquier intento de hacernos creer que vivimos en un país democrático. La partitocracia no es democracia, como bien lo han sufrido los italianos hasta que ha llegado un tecnócrata europeo para sustituir a los delincuentes. ¿Cuándo nos enviarán uno a nosotros?

 
                                            ------------------------------------------------------------------

Estimado Sr. Arzúa,

muchas gracias por exponer tan árduamente la voluntad de exacerbar aún más mi existencia.  

Los últimos seis años de mi vida han transcurrido generando, sea a causa de mi llegada a la madurez, por los acontecimientos acaecidos en el planeta o, quizás mejor por un compendio de ambos, una  sensación de ahogo físico cada día más lejos de la imaginación y más cerca de la afixia concreta.

Probablemente lo que usted narra, al igual que el señor Trallero en su ovacionado libro, sea todo absoluta certeza y, por tanto, con ello enriquezca nuestro conocimiento de lo acontecido en nuestro país de ladrones.  

No obstante, me gustaría rogarle que entienda mis creencias personales yendo encaminadas a concebir este tipo de acontecimientos derivados de la propia corrupción humana, siempre presente en nuestra sociedad desde tiempos inmemorables.  No hay nada nuevo, sólo que ahora es más público el que lo conoce.

La voluntad que usted y mil personajes más en la recién creada "orgía de chicharras" tienen de airear, compartir y condenar dichos actos que vulneran la frágil sensación de felicidad que algunos, pobres explícitos de conocimiento, intentamos construir en el esfuerzo diario. 

Sus lamentos sirven para poco más que para hundirnos más, si cabe.  Acumulamos quejas y nadie hace nada.  ¿O es que espera que publicando sus protestas saldrá Robin Hood de entre los lectores?  Esto funciona así por que siempre así ha sido: listos manipulan - tontos obedecen.  Blah, blah, blah.. 

Por ello le pido, a usted que goza de un cierto nivel de credibilidad por lo menos entre sus alumnos, háganos el favor de generar algo palpable y utilice su sabiduría para canalizar los mandamientos que debemos seguir para suspender esta manipulación tan árdua y hábilmente estructurada.  

Querido Sr. radical doctor en filosofía, de siempre tenemos aprendido que "Las palabras se las lleva el viento".
Más hechos y menos palabras.

Atentamente,
Un ignorante más del vulgo..