recogida de una actualidad con el ánimo de archivo y la opinión personal

martes, 2 de diciembre de 2014

El arquitecto contra el constructor y los bioritmos decayentes de la sinrazón..




"..Aprovechó su poder como presidente del Fútbol Club Barcelona para intentar el abusivo proyecto del Barça 2000, ampliamente contestado y, de momento, neutralizado. Ha continuado hasta hoy construyendo dentro de los límites del Parc de Collserola; derribando gran parte de La Rotonda, a pesar de la lucha de la plataforma Salvem La Rotonda; intentando construir viviendas de lujo en el Parc de la Oreneta; y consiguiendo recuperar una licencia caducada para hacer un hotel de siete plantas en el solar del Rec Comtal, donde debían ir viviendas protegidas.
Posee edificios patrimoniales infrautilizados en el centro de Barcelona, a la espera del nuevo pelotazo. Ha sido, por lo tanto, el máximo representante de los que, con su poder y artimañas, se han lucrado descaradamente con la especulación; los que se han creído uncidos del privilegio para tomar Barcelona, o Cataluña, como sus feudos, utilizado todo tipo de estratagemas para salirse con la suya. Y los sobornos a inspectores para no pagar impuestos eran una parte del engranaje especulativo.
¿Puede ser que este encarcelamiento, aunque dure un breve tiempo, sea un indicio de que se está llegando al fin de un largo ciclo de pervivencia del franquismo? Es cierto que aún sufrimos los efectos del régimen: en la manera de gobernar del Partido Popular y en el actual anticatalanismo, tan similar a los argumentos mezquinos de la unidad indisoluble que inculcó la dictadura militar. Un tema pendiente es el capítulo de la corrupción que ha aflorado debajo de las arenas putrefactas de lo que se denominó el oasis catalán (Millet, Montull, los Pujol y muchos otros) y que debería pasar por una auditoría global."..

------------------------------------------------------------



Lejos de pretender hacer proliferar la generalizada inopia fundamental en la que nos intentan circunscribir, ensalzamos este artículo de un excelente y docto pensador de nuestros tiempos, Josep Maria Montaner, con la exclusiva finalidad de manifestar, de una forma quizás ya un tanto redundante, el apoyo a una línea de pensamiento que se viene manifestando con una insistencia consumada desde su inicio en este humilde espacio virtual.  Reiterando, de un modo que quizá roza lo obsesivo, la expresa voluntad de hacer hincapié sobre las torturas ideológicas que nuestro panorama social actual ha sufrido y continúa experimentando desde hace demasiado tiempo sobre el desarrollo cognitivo de su gran masa social.  
Uno crece en el deseo de advertir que la estupidez colectiva debe ser menguante y no creciente para evolucionar con algún sentido dentro de la más concreta y necesaria coherencia.  Las dimensiones que ha alcanzado nuestra obtusa sociedad dentro de los parámetros que definen la idiotez, merman considerablemente con el esfuerzo diario de todos los que mantenemos una demostrada preocupación por sacar adelante esa brizna de aptitud positiva y de arraigo comunal.  
La democracia concurrente está aflorando despacio y ordenadamente en la mente definida de nuestro colectivo más generalizado.  Surgiendo como la única forma de salir del paso para desarrollar una capacidad de practicar la requerida mirada hacia el futuro de una forma más prometedora que la practicada en las décadas pasadas, cuando se predicaba la ordenación de España y se practicaba la saqueadora y cruel autarquía.  Lejos quedan ya las ambiciones individuales que mantienen el curso de un aplastante desarrollo particular en las variadas escuelas del pensamiento político, las que determinaron a la democracia como una hipérbole de la realidad certera al servicio de nuevos retos individuales de hipocresía.  

Hoy, aquellos individuos agraciados (o no) por la naturaleza con coeficientes intelectuales superlativos proliferan desde dentro de la variedad de capas sociales y prometen, de forma contenida pero audible por todos, su exigente discurso como una forma alternativa de vivir hacia parámetros con un cáliz más permanente y enriquecedor, incluyendo a todo el entorno que les rodea sin apreciar ninguna distinción.  
Poco se intenta proclamar ya, por consiguiente estimado Doctor Montaner, la ineficacia manifiesta del individualismo y la absurdidad del talante neoliberalista como el único elemento pragmático y veraz para hacer evolucionar una sociedad, la que despacio por sí sola, permuta sólidamente el deleznable despilfarro individualizado por una necesaria y contenida sostenibilidad colectiva, intercambiando la oscuridad de la estupidez individual por el resplandor deslumbrante de un sentido común más certero, más colectivo y con más garantías de una evolución social constructivista y racional.


Los amantes del caos están agotando lo poco que les queda ya de serotonina en su sistema, ahora toca ser conscientes de que así no vamos a ningún lugar con garantías de vida..


.

domingo, 23 de noviembre de 2014

La Biología "esquizofrénica" del Doctor Máximo Sandín






Intentar desarrollar conclusivos comentarios con respecto a esta entrevista con el antidarwinista Máximo Sandín, sería un tosco ejercicio practicado desde una detestable capa del absurdo intelectual pues, el doctor en Ciencias Biológicas y en Bioantropología, quien ha ejercido como profesor de Evolución Humana y Ecología en el Departamento de Biología de la Universidad Autónoma de Madrid durante tres décadas, resuelve su determinante predicado con una solvencia algo más que concluyente en esta filmación.  

Pretender ir más allá, siempre procesando el humilde ánimo de completar la visión de nuestro estimado lector, sería un acto que claramente despreciaría, en cierto modo, sus categóricas, dogmáticas y determinantes palabras de erudito sobre la biología y su evolución.

Cierto es, no obstante, que este gran personaje de la actualidad abre con su propia maestría cultural nuestra sesgada y cansada visión del panorama evolutivo de nuestra raza hacia un regenerado campo de vivaces colores desconocido hasta el momento; dibujando, a todo lujo de detalles, una realidad que circunscribe al ser humano como un pretendido manipulador egocentrista dentro de un contexto ya anticuado que mancilla la pura esencia de la bondad, del bien hacer y, por tanto, de los cánones más rigurosos de la ética profesional que más necesitamos en estos días de revolución de la verdad.


En sus propias palabras:

     "..hay científicos que están trabajando seriamente en lo que se conoce como “investigación básica”, que cada día resulta más difícil de financiar porque no tiene aplicaciones prácticas inmediatas.  Son los que están descubriendo, por ejemplo, que los supuestos “genes” no tienen una entidad real y que la información genética es producto de una red extraordinariamente compleja en la que están implicados el ADN, el ARN y miles de proteínas que interactúan en función del organismo en que estén y de las condiciones ambientales, lo cual desbarata, no sólo la base conceptual de las manipulaciones genéticas, sino la base darwinista que las sustenta, y mientras tanto, el darwinismo se sigue impartiendo en las universidades como “doctrina” indiscutible y existen “científicos” que son los únicos aplaudidos por los medios de comunicación y financiados por la industria farmacéutica y “biotecnológica” que, contra las evidencias, siguen buscando los genes (de la fracción codificante de proteínas) asociados estadísticamente (!) con enfermedades, se supone que para “arreglarlos” gratuitamente.  Supongo que sabréis que hay ya más de 200 de nuestros supuestos “genes” patentados.."
.


fuente









.




martes, 11 de noviembre de 2014

La cultura, el fármaco más útil para descongestionar la realidad





A través del siglo XIX y durante el XX, hasta bien entrada la década de los años cincuenta, ciertos individuos africanos y, en algunos casos, nativos americanos fueron exhibidos en zoos.  La fotografía de arriba fue tomada en Bruselas, Bélgica en 1958.


--------------------------------------------




Manifestar hoy repudia por un acto que tan solo seis décadas atrás parecía lo más normal del mundo, significa que nuestro proceso evolutivo se encuentra en la vía adecuada.  No deberíamos, entonces, preocuparnos por las marejadas más o menos oportunas que el realismo del día a día nos ocasiona de alguna forma singular, dado que el mecanismo curativo que apacigua la tormenta fue ingerido por el ser colectivo que nos engloba a todos y está dando resultados actualmente en la palpable actualidad.

A pesar de todo lo enlazado, lo observado, criticado y demás en este humilde rincón de opinión y austeridad, siempre aparecen, a través de la insistencia del sondeo introspectivo en la cultura, nuevos elementos que ponen a prueba de vez en cuando la visión propia de los errores que plantea nuestra compleja realidad.  

Tanto da que uno se estruje el cerebro como que lo intente expansionar ya que la vida  siempre le aporta, si vive sediento de conocimiento, nuevos medios de entender otras formas que le objetivarán conduciéndolo hacia otras partes razonables de la indescifrable verdad.  Por esa razón se ha desarrollado un solo medio para atacar de frente y derrocar sin tregua la absurda discapacidad que el hombre tiene con su obsesión por acumular.  



El remedio ya está envasado y se puede fácilmente comercializar.  Que se tome cada día el afectado paciente dos colmadas cucharadas soperas en solución acuosa bien caliente de medicamento que al inicio de este escrito proponemos, y bien pronto comprenderá que aquello que genera el cáncer más dañino que sufren nuestro planeta, de un solo plumazo, completamente desaparecerá..

Vamos, pues, a colaborar en la compra de acciones de esta elocuente empresa que fabrica y comercializa a bajo precio dicha sana y eficiente medicina que va a conducir a nuestra raza hacia una comprensión certera hacia el gran desenlace final.  Así la vida tendrá un propósito más claro para algunos y, los demás, nos podremos, de una vez por todas, dejar de preocupar..


                                          --------------------------------------------------------



Anexo (del 14 de noviembre): Casualmente y practicando el noble arte de continuar surfeando a través de la sabiduría colectiva, nos hemos topado con un proceso singular, que contraría levemente nuestra humilde teoría aunque científicamente esté todavía por demostrar.

"El Dr. Robert Yolken, un virólogo que lideró el estudio original, dijo: “este es un sorprendente ejemplo que demuestra que los microorganismos inocuos (microbios) que llevamos dentro pueden afectar al comportamiento y al conocimiento"..


Seguiremos investigando sobre el tema.  Quizá, después de todo, no sea necesario beber de la medicina que contiene el frasco de la ilustración para arreblar nuestros problemas y podamos mantener la estupidez colectiva viva por siempre en nuestra sociedad..



.



sábado, 8 de noviembre de 2014

É T I C A - Un paseo a través de la moral deconstruida por el raciocinio más elemental



Christian Coigny - Men and women series 


Simplificando un concepto sonoro para todos:
"La ética es una rama de la filosofía que se ocupa del estudio racional de la moral, la virtud, el deber, la felicidad y el buen vivir.  Requiere la reflexión y la argumentación. El estudio de la ética se remonta a los orígenes mismos de la filosofía en la Antigua Grecia, y su desarrollo histórico ha sido amplio y variado.
La ética estudia qué es lo moral, cómo se justifica racionalmente un sistema moral, y cómo se ha de aplicar posteriormente a nivel individual y a nivel social. En la vida cotidiana constituye una reflexión sobre el hecho moral, busca las razones que justifican la adopción de un sistema moral u otro.
Una doctrina ética elabora y verifica afirmaciones o juicios determinados. Una sentencia ética, juicio moral o declaración normativa es una afirmación que contendrá términos tales como “bueno”, “malo”, “correcto”, “incorrecto”, “obligatorio”, “permitido”, etc., referidos a una acción, una decisión o incluso también las intenciones de quien actúa o decide algo. Cuando se emplean sentencias éticas se está valorando moralmente a personas, situaciones, cosas o acciones. Se establecen juicios morales cuando, por ejemplo, se dice: “Ese hombre es malo”, “no se debe matar”, etc. En estas declaraciones aparecen los términos “malo”, “no se debe”, etc., que implican valoraciones de tipo moral".


-------------------------------------------------------------


"Office In A Small City" by Edward Hopper, 1953



Allà por los tiempos del acné, durante los fogosos veranos mediterráneos que se sentían hasta la médula y cuando uno escogía, sobre los escasos momentos en la intimidad del pensamiento, los colores que debía utilizar para pintar su futuro sobre el que se veía abalanzado con celeridad, en cierta ocasión cruzó una idea pasajera por la mente pueril de este servidor: si algún día engendraba una hija en el futuro, le daría el nombre de Ética o Utopía, sólo a modo de matizar el adecuado camino a seguir.
Algo pretencioso crecía como un vástago desorientado dentro del común caos existencial que se genera en esas épocas de la vida, semi-consciente de un entorno ciertamente ya abrasivo, aunque inmerso en la concentración para observar y determinar una evolución gloriosa por el mero hecho de existir en este mundo, a la vez que por un fuerte deseo de querer sintetizar la realidad con una determinada clarividencia universal.
Años más tarde nació aquella hija preconcebida a la que, no obstante y por decisión familiar, cambiamos el nombre por Ivana, una derivación intencionada por la normalización social de Sivana, vocablo felizmente usurpado proveniente de la admiración hacia la más popular novela de Robin S. Sharma, publicada en el año 2002, donde el autor describe aquel denominado lugar como una hipotética localidad perdida donde habita el ser humano que domina la paz y la sintonía de su inteligencia con su entorno, donde existe un "oasis del esclarecimiento" y al que hay que acudir en solitario y "abandonando los (múltiples) grilletes de la razón".
Así pues y con el tiempo, los apelativos de Ética o Utopía pasaron de algún modo a un segundo plano y, ligeramente, desvanecieron su presión intuitiva para colmar el vaso vacío con un más concupiscente elemento racional, a su vez el abandono, me servía para poder concentrar una visión sobre otros parámetros materiales relacionados con una re-afirmación como su ente propiamente individual, arraigado en la existencia dentro del contexto de un determinado panorama social.  
Demostradamente surgimos sobre esta realidad a través de un milagro biológico, según nos ilustran los más entendidos.  De una forma plausible desarrollamos un crecimiento visceral y corporal además del que practicamos en el ámbito del pensamiento.  Por tanto, evolucionamos significativamente nuestro criterio racional, primero, y emocional, después.  De este modo y si el individuo ha colmado de gloria su existencia durante los veintinueve mil y pico días que por la estadística creciente nos otorga la providencia médico-sanitaria y farmacéutica, el legado de su alma proliferará a través del proceso comunicativo y, por tanto, prolongará su peso semántico mediante el recuerdo que mantienen de uno los demás.  Los que fracasan durante ese período de gracia, por el contrario, ciertamente se esfumarán con la presteza del deterioro de su cuerpo material en el inevitable e indisoluble episodio del final.
Manteniendo, de este modo, un planteamiento claramente evolutivo y teniendo claro que nuestro cometido en esta fase de la realidad más material es la de proveer al universo con nuestras réplicas carnales, entendemos que hay normas necesarias a plantear para hacer posible una obvia supervivencia colectiva en un formato colaborativo, de otra forma, ¿de qué forma uno concebiría que estamos evolucionando individualmente sin haber desarrollado ninguna aparente capacidad extrasensorial? ¿Cuál sería la razón, entonces, que mueve a algunos individuos dotados de gran inteligencia para desarrollar el egocentrismo más formal, escapando furtivamente de los guiones más concluyentes y coherentes de la ética y la moral?

Frank - Lenny Abrahamson (2014)

"La verdadera generosidad para con el futuro es entregarlo todo al presente". Albert Camus.

Entendí, con el paso de los años y un ligero esfuerzo en el pensar, que Ivana y no Sivana, siempre fue y será la única razón que justifica mi existencia y mi capacidad intuitiva como ser existencial.  Su creación y desarrollo propio es justamente la dinámica que está trazando los senderos evolutivos de mi propia realidad, todo lo demás orbita nutriéndose de mi austera capacidad de conjugar un sentimiento propio sobre la ética en el sentido más congruente, precisamente el producido en exclusiva por un sincero y transparente sentimiento paternal.
Dicho esto y entendiendo que una mayoría de la humanidad posée la capacidad de engendrar y, por tanto, replicar mutando y enriqueciendo nuestra biología, ¿cómo es posible que tantos abandonen esa ética adecuada al margen del sentido de su moral? ¿Por qué tornan sus miradas introspectivas ante la endiablada ablación de los derechos de los demás? ¿Habrá alguna forma de mutación errónea en la metamorfosis biológica del nuevo ser que, durante el proceso gestativo, podamos manipular? ¿Tendrá que ver algo la parte del ADN basura en esta fórmula con tan claro y errabundo final? 

Pocas respuestas certeras se nos ocurren a estas cuestiones de la irracionalidad, pues hoy todavía piensa el ser altivo que acumular ciertos rigores en esta corta vida le van a liberar de los problemas con la esclavitud de su propia realidad.


Gràcies Ivana..

lunes, 27 de octubre de 2014

Oda a la incoherència




"De blau, verd o marró..".

Ja fa uns anys que sona dins la meva ment aquesta triste cantarella, la que només troba l'insult com a l'única manera.. Atorga'm cert poder i enfarfegaré fins dalt les meves pròpies butxaques amb l'insípid aliment que li trec a l'ignorant i despreocupat col.lectiu, qui plora sempre pel darrera.  

S'entén que és condició humana l'obtenir bon benefici amb l'esforç de cada dia però, entretant, aquells inspirats en la igualtat somnien truites servides en plat escardat per la utòpica empatia.  Mentre uns laboren durament assolint l'alt destí dins les seves pròsperes carreres, d'altres resten aturats intentant gaudir al lloc on consideren la més cómoda de les fronteres.  

Sigui el premi quelcom honest o colmat de hipocresia, li pertoca a qui el treballa, doncs la nostra societat manté encara viu el salvatge tarannà de la criatura més depredadora, probablement perque encara no hem aconseguit canviar aquest caràcter primitiu sobrepassant la absurda dinàmica acumuladora.

Lluny, doncs, tots encara som del prat on bufa l'aire pertinent amb la brisa educativa, allà on creix el fresc past del discurs més coherent i on la vista s'obre a l'enfocada i colorida perspectiva..

El temps imposa, el temps estima, la feblesa d'allò que és cordial encara resta massa repartida..



.

viernes, 24 de octubre de 2014

La cobarde burguesía y el absurdo irracional




"Parece evidente: la economía del dinero, basada en el dinero como la única mercancía estimable, ha acabado con la economía burguesa, basada en la producción de cosas intercambiables mediante el dinero. El dinero ha sido ritualizado en una gran ceremonia satánica y las cosas son despreciadas por quienes manejan la cábala de los números. Estamos, pues, en una economía para iniciados en la secta monetaria. Pero al pie de esta afirmación conviene recordar en qué consistía la economía burguesa.

La economía burguesa se basaba en un comercio competitivo, aunque fuera protegido por las banderas nacionales. Era un juego regido por las reglas sencillas y variables del arancel.  
La economía burguesa se afincaba en la ampliación de las clases medias como consumidoras con tendencia a una permanente mejora moral y material de su estatus.  La economía burguesa cuidaba la solidez del empleo, pues el trabajador seguro de su empleo era un consumidor con tendencia al ahorro y a la selección creciente de lo consumido.  La economía burguesa disponía de un sistema bancario de proximidad, en el que los directores de las sucursales bancarias conocían a quien debían apoyar por sus virtudes de iniciativa y honestidad. Este sistema bancario navegaba siempre con el seguro de que las entidades de ahorro, las llamadas cajas, se encargaban de una protección social que no tenía por objeto jugar en la mesa de la especulación financiera.

En resumen urgente todo eso formaba la estructura fundamental de la economía burguesa.  Pero ¿dónde esta la competitividad comercial, devorada por la concentración globalizadora? ¿Existen hoy las clases medias? ¿Hay alguna clase de solidez en el empleo, raíz sólida de un consumo sostenido? ¿No es ahora el sistema bancario un mecanismo de exacción y extorsión escandalosamente protegido por la ley? ¿Qué ha sido del espíritu de las cajas de ahorro? Decía Schumpeter que él había nacido burgués, pero que el único futuro posible era socialista. Hablaba, claro es, del socialismo, que también ha repudiado su raíz". 




------------------------------------------------------





Según datos contrastados de relevantes pensadores económicos de nuestra actualidad, el burgués está prácticamente condenado y poco tramo le queda ya por recorrer y evolucionar.

F.D. Roosevelt (mandato presidencial EEUU: Marzo 1933 a Abril 1945) proclamó
: "La libertad de una democracia no está asegurada si la población tolera el crecimiento del poder privado por encima del mismo estado democrático.  Eso significa, en esencia, la apropiación del gobierno por un individuo o un colectivo fascista".

"El EPI (Economic Policy Institute) muestra como desde 1970 hasta 2013, la productividad en EEUU creció un 64,9%, mientras que el salario promedio de la mayoría de los trabajadores de EEUU (el 80% de la fuerza laboral en el sector privado) creció solo un 8%, ocho veces menos que el crecimiento de su productividad. La consecuencia de ello es que la gran mayoría de la riqueza creada por el trabajador, como resultado del crecimiento tan notable de su productividad, no repercutió en su compensación salarial. ¿A dónde fue, pues?".

Todos sabemos que desde que Goldman Sachs, Lehman Brothers, Bear Stearns, American International Group y todos sus ignorantes congéneres derribaron el sistema financiero allá por el año 2008, el reparto de las riquezas en el panorama social ha experimentado una considerable hecatombe a nivel mundial, propiciando a los poderosos unas ganancias estratosféricas en comparación con otros períodos de la historia de la humanidad.  Podríamos afirmar con un modesto acierto que se ha experimentado una regresión hacia el tiempo medieval, donde uno gobernaba por la gracia divina (o por ser nacido en un determinado entorno consanguíneo), dictaminando con su pretenciosa batuta de altos vuelos esclavistas sobre toda clase social, y otorgando garantías poderosas a los amiguetes de su entorno más servicial.

Extraño es que, hasta la fecha, ningún filósofo intranquilo (que uno sepa..) haya publicado algún informe esclarecedor de la flagrante cobardía que muestra la burguesía en nuestra actualidad.  Esos seres que proliferan a través de esfuerzos ciertamente acotados hasta los niveles económicos apropiados para conseguir garantizar su sosiego ante el frenetismo de su evolución más material, el que se proclama en nuestros días como la única vía que conduce la existencia de una forma, ahora demostrada, ciertamente irracional. 

Crecemos valorando y asimilando los errados propósitos que infunden nuestros entornos infectados gravemente de avaricia, evolucionando hacia la conquista de un cierto nivel adquisitivo con el que podremos medir, sin dudar, nuestra capacidad de comprar una particularizada y deseada felicidad.  La cuestión es que olvidamos por completo que el incremento en las riquezas individuales es propio de aquellos que luchan a diario como el que persigue su propia felicidad existencial, las hambrientas hienas desalmadas que se aprovechan de nuestra selva comunitaria actual, o simplemente dejamos de escuchar otras posibles vías más factibles de evolucionar en un sano y libre estado de comunidad.

Bien sea uno socialista, comunista, de derechas o central, cada uno mete baza para procurarse un bien en la holganza terrenal, olvidando expresamente al individuo que le circunscribe, quien requiere de versada tolerancia ganancial para subsistir en esta desdichada, para muchos, y cruel realidad.  Pocos son los que alcanzan el privilegio en la situación de poder encaminar su futuro hacia una plenitud onerosa de inconmensurables riquezas y, consecuentemente en un panorama desesperanzado como el nuestro, no se prestan a perder de vista a cualquier extraño que amenace a perturbar esa ansiada voluntad.

La pregunta es: ¿Qué harías tú en su lugar?


 


Resulta obvio que algunos NO hemos venido a esta milagrosa existencia biológica para superar todos los obstáculos de la vida con el fín de acumular, sino para disfrutar luchando por un futuro pleno y colmado de equidad.

Hagan cuentas, por lo tanto, sobre la valoración de sus esfuerzos para conseguir crear el ansiado entorno de felicidad, aquel en el que todos los colectivos lucharán juntos por establecer el buen equilibrio, la armonía y no una despiadada lucha con el vecino para evolucionar hacia un futuro descompuesto, totalmente absurdo y completamente irracional.

Hagan juego, señores..




.




martes, 29 de julio de 2014

El ultraje de la Huarte vs. el deshonorizado ex-President de la Generalitat






"Carta de una periodista catalana a Jordi Pujol:

Permítame, señor Jordi Pujol i Soley, dirigirme a usted sin compromisos ni respetos políticos por el cargo que usted ostentó durante 23 años como President de la Generalitat de Catalunya, aunque haya dejado heredero al señor Artur Mas como actual President de la Generalitat, a quien, -como ya le hice saber a usted hace un par de años conversando por última vez- no respeto, por su actitud indigna, desde que recortó los presupuestos de Sanitat i Educació en cuanto llegó al poder bien arropado por usted.  Permítame de paso decirle que, el acto de honestidad que ha intentado mostrar usted ahora, públicamente, no hace más que alimentar mi desconfianza (y la de tantas personas) en la clase política, y, por supuesto, en el actual President de la Generalitat. Y permítame, senyor Jordi Pujol, por esta vez, dirigirme a usted en castellano, para que puedan leer libremente esta carta muchas personas, y porque, siento decirlo, se ha burlado usted de la sociedad catalana, de la lengua, la cultura, la historia, y especialmente de muchas personas. A otras muchas no, siento decirlo también, nunca han confiado en usted ni en su grupo político.

Dicho esto, sin ánimo de ofender a nadie en ningún momento, ni posicionarme políticamente en ningún punto cardinal, permítame, Molt Honorable senyor Jordi Pujol i Soley, que escriba ya su nombre sin el título de Molt Honorable..., a quien denfendí y respeté durante muchos años como persona y ciudadana catalana, y como periodista, que se sentía honrada trabajando con usted durante años en distintas ocasiones y en su gabinete de prensa en campañas políticas. Me cuesta ahora dirigirme a usted pensando que aquella persona, aquel presidente que consideraba honesto, trabajador, inteligente, culto... y algo cuentista también, -como le dije una vez y usted respondió no hago comedia- es la misma persona que el día 25 de julio de 2014, después de tantos años, ha declarado públicamente que desde 1980 (o antes) ha escondido usted en un banco de Suiza millones de las antiguas pesetas, herencia de su padre, quien fue presidente de Banca Catalana, título y cargo que también heredó usted.  Es como si una mujer y madre después de treinta y cinco años de matrimonio descubre que su marido y padre de sus hijos le ha sido siempre infiel... ¿Qué dirá de todo esto su señora esposa y madre de sus siete hijos Marta Ferrussola? ¿Qué dirá su padre confesor, su religión católica y cristiana que siempre ha demostrado practicar? Qué extraño me parece todo, señor Pujol...

A veces, a la sociedad en general, -usted lo sabe- nos va bien que salga un escándalo de esta magnitud para descargar de una vez tantos pequeños escándalos que nos hace sentir indignados sometidos e impotentes, pero esta vez, usted ya no estaba en el escenario, y ha vuelto a ser usted de nuevo el punto central de toda la sociedad, como un gran president, esta vez del engaño, la mentira, el estraperlo... Ha faltado usted al respeto a millones de personas durante todos estos largos años de mandato y seguimiento político, metiendo además a su hijo legítimo y natural Oriol Pujol Ferrusola, que nadie necesitaba para nada ni ha hecho nada más que enriquecer sus bolsillos familiares y personales, metiendo usted, además, a su hijo más o menos político Artur Mas, el chico Martini, le he llamado desde el día que usted lo presentó como futuro presidente, y él, a su lado, se acariciaba el tupé con la mano estirando la barbilla. Y en ese chico Martini, -que lo primero que hizo fue recortar Sanitat i Educació y enviar a los Mossos d'Esquadra a la Pça. Catalunya para limpiarla de jóvenes que protestaban pacíficamente el 15-M, muchas personas depositaron su confianza, por la confianza que le tenían a usted, señor Pujol, creyendo en su honestidad e inteligencia, creyendo en la continuidad de sus ya demostradas falsas virtudes... ¿Seguirán esas mismas personas confiando en su heredero político y actual presidente de laGeneralitat? ¿Saldrá Mas dentro de unos años declarando tener dinero guardado en países libres de impuestos? ¿Seguirá su política el actual president de la Generalitat, o ya no le importa? Cuántas preguntas, señor Pujol, en menudo lío nos ha metido usted ahora..., a su edad...  Me recuerda el declive del hasta hace poco Rey Juan Carlos tras la caza del elefante y sus infidelidades a la reina: "lo siento, me he equivocado, no volverá a suceder".

Esta declaración pública que usted intenta mostrar ahora como un acto de honestidad no es más que otro juego político, con el esfuerzo que representa para un padre reconocer la gran estafa, mentiras, engaños, delitos, que ha callado durante tantos años, intentando tapar también la falta de honestidad y sensatez política y personal heredadas (todo se hereda) de su hijo Oriol Pujol... y más... ¡Cómo lamento tener que escribir esta carta! Señor Pujol... qué gran decepción para mí y para tantas personas que durante tantos años hemos defendido su honestidad y 
honorabilidad...  Qué vergüenza... Y, si usted declara este fraude, ese dinero escondido en Suiza tantos años, no quiero pensar todo lo que tendría que declarar.  No solo usted, claro está, la mayoría de la familia política, catalana y española. 

Recuerdo en 1986, en conversación con el expropiado señor José María Ruiz-Mateos, presidente de RUMASA, (el mayor holding habido en España antes de la hipotética transición, entregado al pueblo como cabeza de turco) defenderle a usted cuando hablamos sobre la actitud del entonces presidente del gobierno Felipe González, PSOE, quien le acusó a usted de deshonesto por el Caso Banca Catalana, y decía Ruiz-Mateos: Pujol es el único político español honesto, no se ha llevado ni una peseta a su casa... pudiendo hacerlo. Felipe González ha hecho esta campaña de desprestigio sacando los trapos sucios de Banca Catalana, del que era presidente el padre de Pujol, lo ha hecho porque González sabe que mientras esté Pujol en Catalunya, el PSOE nunca tendrá la mayoría absoluta.

¿A quién debemos considerar ahora honesto, señor Pujol? ¿A Ruiz-Mateos? ¿A Felipe González PSOE? A usted? Quizá a nadie... La diferencia es que Ruiz-Mateos no era político, era empresario y banquero, y nadie lo quiso como político, para no desprestigiar a la clase política de entonces... Y está claro que hoy, usted, señor Pujol, ha situado a la política y a la mayoría de políticos al más bajo nivel. Pero sobre todo, lo más indignante y preocupante, es que ha insultado usted a la sociedad catalana, a la clase obrera, a la clase media, a la verdadera honestidad de las personas, catalanas y no catalanas, a una gran mayoría social... Y me pregunto de nuevo qué le ha llevado a hacer esta declaración pública...

Sólo puedo contestarme con las mismas frases que pronunció usted en los años ochenta cuando el PSOE desde Madrid le acusó por el caso Banca Catalana, y que tantas veces me ha dicho usted en alguna de nuestras conversaciones: La sociedad necesita siempre una cabeza de turco. Sí, se ha puesto usted de cabeza de turco, no hay duda, para proteger a sus hijos, pero creo, (conociendo la política y su política) lo ha hecho para tapar mucho más que hay detrás desde hace muchos años... A su edad, con 84 años, se librará de ser encarcelado, investigarán lo que usted ahora declara como herencia de su padre...  quien no dejó claras sus negociaciones o cuentas con el dinero considerado entonces catalán... ¿Tiene que ver este acto de honestidad, esta confesión del dinero guardado en Suiza con la Independència de Cataluña?

Ahora, quizá, simpatizantes de su partido político o no, de Mas o Pujol o no, intentarán ver su actitud honesta, otros dirán que siempre se ha sabido que tenía usted una fortuna escondida en Suiza y otros países., quizá otros dirán que viene del gobierno de Madrid, para que olvidemos el tema Independència, otros dirán que no olvidemos la lucha independentista. Lucha que, en realidad, el actual president Mas ha vampirizado al pueblo, como si fuera su lucha, intentando distraer o conseguir votos... No, señor Pujol,  ni a usted ni a su heredero político Artur Mas les importa lo más mínimo la Independència en la que tantas personas confían, solo les interesa su independencia económica personal. No, señor Pujol, para mí, su declaración pública no es una actitud honesta. Honesta habría sido hacerla muchos años antes, honesta habría sido dejar libre de impuestos las herencias familiares, ese tema personal, que dice Artur Mas. Honesto habría sido no mentir públicamente durante tantos años diciendo que no tenía dinero en ningún país extranjero... Y honesto sería que, su heredero político Artur Mas, como presidente actual de la Generalitat de Catalunya, impusiera a usted un castigo, por deshonor a su condición de expresidente de un gobierno, obligando a que pague usted lo que no ha pagado durante tantos años, aún conociendo bien su condición y obligación. Y honesto sería, por su parte y del actual presidente, devolver a miles de personas el dinero de tan elevadísimos impuestos sucesorios que han arruinado y dividido a miles de familias catalanas. ¿Cómo se atreve el actual president de la Generalitat a defenderlo a usted o lavarse las manos diciendo que es; Un tema personal? Personales, entonces, son todas las herencias familiares, señores presidentes y expresidentes..., señores políticos..., devuelvan a todas las familias catalanas el dinero que se han quedado ustedes y no les pertenece.  Eso sería honesto. Entonces tendrá derecho a pedir perdón.

Usted sabía que al momento de hacer esta confesión pública, la sociedad entera, no solo catalana, se le echaría encima, indignada, que la mayoría social española tendrá un fuerte motivo para criticar a toda la sociedad catalana, tanto a los que luchan por la Independència como a los que no. ¿Por qué ahora esta confesión? Dice usted que no ha encontrado un momento en todos estos años para declarar esos millones guardados en Suiza... ¿Será porque han liberado de impuestos el dinero evadido para que lo traigan a España, no solo a Catalunya? ¿Devolverá usted ese dinero al pueblo catalán para conseguir así la Independència? ¿Qué estrategia habrá detrás? Cuántas preguntas sin respuesta, señor Pujol... Y quizá, sólo quizá, su actitud responde a la condición de un hombre mayor que lleva ese peso deshonesto en su conciencia y necesita blanquearse antes de que sea demasiado tarde para él. Ojalá solo fuera eso, ojalá ahora usted duerma mejor aunque duerman peor muchas personas estafadas e indignadas. 

Es tanta la decepción que me ha causado usted, señor Pujol, tanta la indignación y vergüenza, que aunque haya descargado un poco escribiendo lo que siento y pienso de su sorprendente confesión, siento que no he descargado nada, ni como persona, ni como mujer y madre ni como periodista que ha colaborado para usted y con usted creyendo colaborar en bien... Me debe usted muchos impuestos, señor Pujol, mucho tiempo, muchas horas de trabajo y lucha, como a tantas personas de toda clase y condición. Nos debe usted DIGNIDAD, aunque quizá piense usted que su declaración, aunque tarde, es un acto de dignidad...

Ya solo me queda repetirle la frase que pronunció usted en el balcón de la Generalitat de Catalunya, dirigiéndose a miles de catalanes, tras la lucha con el gobierno de Madrid por el Caso Banca Catalana:

Lo que ha hecho el gobierno de Madrid contra Catalunya es una actitud ¡¡INDIGNA!!

Y lo que ha hecho usted señor Pujol... ahora no tengo palabras, como no las tienen muchas personas, hay que digerirlo, porque seguro que hay más detrás. Pero es una vergüenza para la sociedad catalana y para la historia de Catalunya que tanto ha defendido, como la he defendido yo, y ahora tendría que volver a escribirla y escribirle a usted, porque ya NO nos representa, señor Pujol, no nos representa, y peor, no nos representó, y no nos representará más...

Gracias por la vergüenza ajena que hoy sentimos la mayoría de catalanes. Y gracias por darme la razón, por demostrarme, como le dije en su casa de Queralbs, (perdón, en casa de su esposa, como usted me señaló) que es usted un cuentista, hace comedia... No, no hago comedia yo...

Es usted un artista, señor Pujol, de la comedia más burda.

Disculpe que no vuelva a estrechar su mano.

Agradecida"







------------------------------------------------------------------






En algún otro contexto, y sin pretensiones adoctrinantes, estimada Sra. Huarte, jamás osaría comentar un pensamiento con tanta certeza como la que usted manifiesta en este farragoso texto que en su blog publica cargado de una superficial ironía y visiblemente atacada por la ira provocada por su propia vanidad.

Me gustaría ser capaz de descifrar si está usted buscando un top-hit digital o realmente le quiere decir todo lo que desmañadamente expresa a este personaje que ha gobernado Catalunya desde tiempos inmemoriales desempeñando su flagrante y archi-conocida deshonestidad.  Por su tono y su lenguaje, uno tiende a interpretar que está usted enfadada con alguien que una vez le hizo sentir intensa y ahora ha sido pillado con el más vergonzoso marrón del cual usted, a toda prisa, obviamente se quiere distanciar. 

Tenga en consideración que la sociedad de hoy ya ha entendido que los políticos rompen vidas con la mecánica del ejercicio de su poder.  Todos conocen los "daños colaterales", nos lo enseñó otro fake llamado Vincent en el cine años ha.  Si entre tanto, estos "actores" a los que llamamos "políticos" se llevan algo al bolsillo para su jubilación y la de sus hijos.., algunos incluso también para la de sus nietos y la de sus biz-nietos, ¿¡qué mal en ello habrá..!?  Ellos han trabajado con un esmero gigantesco para llegar bien alto y así ver el horizonte de los precisos colores con los que a ellos les gusta siempre dibujar.  Son los únicos pintores hiperrealistas del falso futuro al que se precipita, irremediablemente, toda nuestra sociedad global.  

¿Acaso no es ese, precisamente, el triunfo que todos anhelamos para nuestros hijos y para nuestra más cercana humanidad?  ¿Acaso no produce el mismo efecto el acto del payaso Sr. Cruise sobre la mente de miles de expectantes idiotizados, quien acapara inmensas riquezas por unas horas de su tiempo profesional, igual que su otro agente que "payasea" desde las instituciones deformando expresamente todo el panorama social? 

Usted, precisamente, lo proclama sin dilemas en su carta al infinito, fuerte y con carácter.  Busca una razón para encomiarle al caricato de turno ese cartel de malhechor honorífico nacional.  Condenando la estupidez del engaño, la malversación de su confianza, el pecado de su avaricia en contraposición de un estado idílico donde a él lo amaba con intensidad.  

Como veterana periodista versada en altos círculos profesionales y políticos, tal y como usted proclama, creo que debería promocionarse en público con algo más de intelecto y categórico lenguaje si quiere advertir, como manda la litúrgia, que la política no sólo consiste en acaparar riquezas a un nivel individual, sino que uno se desarrolla en ella naturalmente para intentar ayudar a los demás, aunque sean un compendio de marginados con holgazanas intenciones y deformadas capacidades para vivir en comunidad, pues su solvencia como grupo organizado en la supervivencia dista mucho de lo que la coherencia de su intelecto colectivo les pueda, eventualmente, originar.

¿¡Cómo va a ser posible que dirija sus trompetas hacia un pueblo ignorante, aplastado por la decadencia educativa, pretendiendo que entienda que usted (y quizás algunas otras personas) sufren por un ataque de cuernos personal!?  No lo dude, ni ellos lo entienden de esta manera ni jamás lo entenderán, porque pronto habrá elecciones gubernamentales y otra vez les votarán. 

Que la flores en el campo son coloridas y las nubes siempre olerán al frescor de la humedad (aunque pensemos que no lo sabemos como rezaba ese antiguo y famoso comercial) no cabe duda alguna, señora mía.  Los negocios del poder son ciertamente intricados, pues sobreviven del sacrificio colectivo y del idiota que desloma sus espaldas para engendrar a un potencial individuo que crezca independiente y evolucione capaz de proliferarse más allá de su racional original.

Pero jamás habrá un político honesto ni con 
principios éticos centrados en su tiranizada y sometida comunidad, pues la política fue engendrada precisamente para ejercitar el poder de un capacitado individuo sobre toda su circundante y estúpida sociedad.  Los que sabiendo que les engañan y les roban, continúan imbécilmente inclinando sus cabezas por el bien de su falsa e insulsa sensación libertad.

Dignidad significa respeto, bien sea individual o colectivo, algo que se nos escapa, irremediablemente, en esta era tan irracional.





Con todos mis respetos y de forma colectiva, llamemos a las cosas por su nombre y dejémonos ya de adulterar.  Una existencia rica y plena como la suya no puede degenerarse en vano, deformando impunemente esta triste realidad.  Dejemos de referirnos a esta casta de gente seriamente, pues no hacen más que actuar como títeres de otros que se esconden tras los opacos y pesados telones de la manipulada y descolorida realidad.

No obstante, gracias por intentarlo.  Quizás "en Jordi" le haga caso y se arrepienta de su finalmente descubierta y hecha pública maldad, y vuelva en sí para vivir honestamente en la auténtica, aunque manipulada, patética y triste realidad (...). 



.



martes, 8 de julio de 2014

Susan George: la razón elemental vs. la incoherencia racionalizada

Susan George


..“Más vale que pongamos bajo control a estos locos”, dice en alusión a los banqueros en un momento de la entrevista, “¡hacen lo que quieren y los Gobiernos les animan a seguir haciéndolo!”..

Pregunta. ¿Qué está pasando en este mundo en el que vivimos?
Respuesta. ¿Dispone usted de tres horas? Bueno, es relativamente simple. Hemos permitido al capitalismo hacerse, virtualmente, con cada aspecto de la existencia humana; tenemos un sistema financiero que está completamente fuera de control, y ninguna autoridad parece querer controlarlo; hay una carrera entre las compañías multinacionales para hacerse con los recursos que quedan, ya sea energía, comida, tierra, agua, metales, oro... Y hace 10 años parecía que se estaba produciendo una toma de conciencia ecológica, pero eso parece haber desaparecido completamente."..



-------------------------------------------------


Sir Francis Galton (1822-1911) fue el padre de la eugenesia. 
Médico ingles y primo de Charles Darwin



Ayer charlando con un buen amigo sobre la esperpéntica situación económico-social que vivimos, éste concluyó con la predicción de que en diez años volveremos a ser atacados por una crisis irracional como la de ahora, pero esta vez, según su interesante criterio, iba a ser mucho peor que la que estamos intentando superar en la actualidad.

Esta idea me hizo pensar en que, si conjuntamos ciertos criterios percibidos en la elaboración de posts como el anterior sobre el Sr. Mújica y los que nos expone nuestra ilustre invitada de hoy Susan George, descubrimos que el discurso apocalíptico está plenamente activo en todo el aire que respiramos.  Sin apenas percibirlo, la atmósfera está siendo contaminada con toxinas que estremecen la biología de todo ser concupiscente y visceral.  Las notas que confunden al habitante en su sordera producida por las estruendosas trompetas del abuso, están ya sonando con una melodía familiarizable que nos invita incluso a seguir sus notas y danzar; nuestros órganos auditivos se estremecen temblorosos a ritmo de las frecuencias productoras de esa banal satisfacción, por el mero hecho de acompasarse a algo encadenado, repetitivo y con un cierto carácter palpitante.  

La realidad de una teoría conspirativa se convierte en un hecho consistente cuando existe una sola prueba de que algo durante el proceso se ha hecho extremadamente mal. 

Esta devastadora recesión que potencialmente se avecina será el crematorio de la materia social descompuesta remanente, la que carente ya de vida antes tanto ilusionó al individuo colmado de vitalidad.  Aquel ser que hoy postra todos sus sentidos viéndose obligado a danzar al son de la estupidez colectiva, la que viene promovida por el desenfrenado y voraz empuje de los pocos poderosos que amasan sin sentido y producen dolor colectivo sobre nuestro paradigma individual.

Quizá sea razonable pensar que nuestra estirpe requiere un nuevo comienzo, un resurgimiento como muchos manifiestan desde algunos rincones pseudo-oscuros con más bien poca naturalidad.  No obstante, hay que darse cuenta de que esa etapa de iniciación exige, por coherencia, la extinción del individuo como lo entendemos en la actualidad.  El carácter intrínseco del ser humano intenta transgredir, cada vez más, las razones que contemplan el rigor más puro del sentido común, aquel siempre tan necesario para desarrollar una vida amable en comunidad.  Además de todo esto, aquellos hacendados del poder exprimen con la metodología más errónea y la más inverosímil al individuo despistado que campa a sus anchas sobre la corteza terrenal, pretendiendo formar parte de alguna sociedad, aunque sin mojar sus zapatos con el agua de la comunidad.

Es más que probable que en estos momentos nuestros deberes como individuos giren en torno al prototipo de una eutanasia colectiva como raza, mejor que alrededor del intento de gestar un imposible cambio en toda nuestra cultura social.  Cada vez que percibimos algún hecho de vanguardia, vemos más plausible la eugenesia como algo que ya está sucediendo con toda naturalidad y nos olvidamos, totalmente, de que deberíamos encarcelar a todos esos enfermos acumuladores para poder emancipar nuestra nobleza y capacidad de colaborar.  De este modo podríamos determinar el determinante sentido de una existencia digna con la que iniciar el verdadero periplo colectivo y poder plantear el correcto y natural arte de socializar con la fuerza de nuestra razón más elemental.

Quién sabe.., quizá se trate de alguna infección del cerebro y pronto  algún epidemiólogo consiga el antídoto para exterminar los nocivos microorganismos que atacan en exclusiva a los dementes del capital, esos enajenados enfermos psicóticos que van sucumbiendo sin ningún tratamiento efectivo real. 

Quizá la conclusión de todo este embrollo sea sencilla y llanamente, vivir la vida loca y, al final, conseguir morirse en paz..