recogida de una actualidad con el ánimo de archivo y la opinión personal

jueves, 25 de abril de 2013

BOYAN SLAT: ¿RIGOR medioambiental o sólo un FALSO negocio capital?

Boyan Slat, grandes ideas a tempranas edades.


"Otra joven mente creativa que trabaja para mejorar nuestro mundo.  Con diecinueve años de edad, Boyan Slat ha revelado sus planes para el mundo en relación con su matriz de limpieza oceánica que podría eliminar 7.250.000 toneladas de residuos plásticos de los océanos del planeta. El revolucionario dispositivo consta de una red anclada de barreras flotantes y plataformas de procesamiento que podrían ser usados como parches de basura en todo el mundoEn lugar de moverse a través del océano, la matriz extendería el radio de una mancha de basura y actuaría como un embudo giganteEl ángulo de los brazos obligarían al plástico en la dirección de las plataformas, donde se separará de plancton, se filtrará y se almacenapara su reciclaje.

Todo comenzó cuando Boyan Slat puso en marcha un proyecto que analizaba el tamaño y la cantidad de partículas de plástico en las zonas de acumulación mundial de basura del océano (parches de basura).  Se elaboró ​​un documento de sus conclusiones que llegó a ganar varios premios, incluyendo Mejor Diseño Técnico 2012 de la Universidad Tecnológica de DelftBoyan también tuvo la oportunidad de dar a conocer su concepto final durante una charla TEDx en 2012
(arriba expuesta).
 
Boyan reconoce: "..uno de los problemas con el trabajo de prevención es que no existía la forma de imaginar estos "parches de basura", ya que los escombros se dispersan a través de millones de kilómetros cuadrados.  Mediante la colocación de nuestras matrices sin embargo, se acumulará a lo largo de los brazos, por lo que pronto será posible visualizar realmente los parches de basura oceánicos.   Tenemos que insistir en la importancia del reciclaje y la reducción de nuestro consumo de envases de plástico".  Palabras sabias de una mente verdaderamente innovadora. Después de su impresionante invención, Boyan decidió fundar la Fundación Cleanup Ocean, una organización sin fines de lucro responsable del desarrollo de sus tecnologías propuestasSi es llevado a buen término, la solución podría salvar cientos de miles de animales acuáticos al año, reducir los contaminantes (incluidos los PCB y el DDT) acumulados en la cadena alimentaria e incluso mejorar la salud humana, dado que el plástico perjudicial ha sido encontrado en los seres humanos después de estar en el océano.

Una vez construido, se estima que todo el proceso de limpieza tomaría unos cinco años en completarse.  Junto con dicha limpieza, la nueva tecnología puede ayudar a crear conciencia sobre los parches de basura de plástico en los océanos del mundo y la forma en que debemos comenzar a ejercer nuevas formas de producción de envases y otros productos.  

Para encontrar más información sobre su proyecto y contribuir a la campaña de financiación visitar: ocean clean up".

fuente
traducción: canko



----------------------------------------------------------------






Aplaudir fenómenos como el aquí descrito, representa la forma de manifestar el orgullo que uno siente internamente al intentar entonarse con las mentes creativas que generan estas increibles soluciones para ciertos dramáticos y difíciles problemas generados por nuestra absurda realidad.  Además, el gozo e intensidad del aplauso se mantienen porque éstos particulares y poco abundantes individuos producen, a través de sus mentes creativas, un beneficio desmesurado para todos los entornos que ellos propios manifiestan y posteriormente modelan con la precisión de sus ideas.

Boyan Slat no sólo tuvo una brillante idea, seguramente en sus inicios empujada por algún profesor de ciencias de su escuela, lo que tuvo fue una revelación que mantendrá su camino en esta vida con una directriz firme, consolidada y con una actividad que mejorará, sin duda, la vida de todos los demás, animales incluidos, y colmará las sacas de muchos con sustanciosos beneficios económicos por el mero acto de reciclar.

Por su tenacidad, ha sido capaz de construir toda la infraestructura necesaria para fundamentar su proyecto, encaminarlo a buen destino y, lo más importante, hacer que el mecanismo productivo funcione con la ayuda de expertos congregados bajo su idea.  Actualmente conjunta una plataforma con más de cincuenta ingenieros, modeladores y oceanógrafos en su proyecto y actualmente, en su sitio web, todavía solicita más especialistas.  Esfuerzos con talento y clara definición, sin duda, alguien que sabe sacar provecho de su vida desde una temprana edad.

Dicho esto, los principios superficialmente analizados y los fundamentos de un aparentemente coherente discurso que está convenciendo a muchos medios y generando donaciones a nivel mundial, el boyante dinamismo puede ser un total fraude.

En el siguiente enlace, Stiv Wilson intenta desenmascarar la verdadera voluntad de nuestro supuesto héroe del día.  La verdad es que criterio no le falta:

   "Los plásticos, químicamente hablando, son cadenas de polímero de moléculas de hidrocarburos monómeros.  La luz ultravioleta debilita las cadenas de polímero hasta que se rompen, por lo que dispone de los micro-plásticos como el confetti que se encuentra en el océano.  El obstáculo número uno para un bucle, escenario de la cuna a la cuna cerrada para el plástico es que el reciclaje debilita las cadenas del polímero y, por tanto, la integridad estructural de lo que de el se puede reciclar.  

Los plásticos desgastados por los océanos son tan frágiles que puedes romperlos con los dedos y también están saturados de productos químicos tóxicos presentes en el agua de marOtro problema es la contaminación biológicaSe adhiere la vida al plástico y en su mayor parte, el plástico sólo se puede reciclar si está limpioOtro problema es que los plásticos tienen que ser separados por tipo, es decir, PP, PE, etc.  En un escenario donde el plástico se presenta en ínfimos trozos, esto requiere un análisis espectroscópico para identificar el plástico por la frecuencia de la luz que refleja.  Este proceso es muy caro, incluso en un escenario automatizadoOtro tema son las bolsas de plástico, estas no se reciclan casi nunca porque en la mayoría de los lugares es más caro su transporte a una empresa de reciclaje que el precio que dicha empressa va a pagar por ellos.  Así, desde el punto de vista de análisis de mercado en un plan de negocio de la limpieza del giro, los plásticos del mar son de la materia prima posible peor imaginable para el reciclaje, colocando el producto en una desventaja competitiva severa.  Pongámoslo de esta manera: La contratación de la gente a trepar a los árboles en la ciudad de Nueva York para recoger todas las bolsas de plástico en sus ramas sería más eficiente y más barato que la cosecha del océano.  

Un momento ¿os parece que estoy loco o que soy un visionario?  Leer más: aquí



traducción: canko
 

La intención ¿¡es lo que cuenta..!?  




Nunca lo sabremos con certeza..