recogida de una actualidad con el ánimo de archivo y la opinión personal

lunes, 17 de septiembre de 2012

CIENCIA y ARMAS climáticas: el control descontrolado

 

"Hace algunos años estaba tumbada en el campo, disfrutando del contacto de mis pies en la hierba y me percaté de una cosa que no había visto nunca en mi vida. Me fijé que si el sol orientaba sus rayos directamente sobre la hierba y se miraba desde determinado ángulo a la hierba se podían ver perfectamente hilos muy finos sobre la hierba. Me fijé bien y los hilos estaban en todas partes sobre el césped. Me pareció muy extraño porque no es un lugar que suelan escoger las arañas para hacer sus redes, ya que no hay esquinas ni lugares donde poder hilar sus telas de araña.

Comencé a fijarme en aquello a partir de ese momento y me di cuenta que los “hilos” estaban por todas partes, sobre las copas de los árboles, entre las ramas, entre dos árboles a largas distancias de 10 o 15 metros, y nunca se veía a arañas por ninguna parte".

El video que mostramos a continuación es un excelente trabajo de investigación en el que se muestran detalladamente documentos, patentes, fotografías y pruebas que describen cómo desde hace décadas se están desarrollando y utilizando armas secretas que permiten modificar el clima y generar desastres naturales, éstas son empleadas como armas silenciosas que pueden ser dirigidas para generar un ataque encubierto sobre un área geográfica sin descubrir al atacante, pues no dejan rastro directo de su origen.



Me gustaría pensar como la mayoría, aquellos que consideran a los divulgadores este tipo de información dentro del campo de la paranoia.  No obstante, existen pruebas históricas palpables de que el ser humano ha alcanzado ya y puede llegar a desarrollar actividades tales que sean capaces de destruir el sistema en el que desenvuelve su propia vida, todos las conocemos.  Empezando por el tabaco y acabando por la ingeniería militar, pasando por las vías de razonamientos políticos como los que utilizan el concepto de la actual falsa crisis, generada por el absurdo control económico.  Es evidente que no podemos hacer más que aceptarlo.

Quizás, a pesar de todo, los políticos españoles están en lo cierto y debiéramos todos aprender menos en las escuelas.  La verdad es que cada día me asusto un poco más que el anterior..