recogida de una actualidad con el ánimo de archivo y la opinión personal

martes, 5 de marzo de 2013

MUJER vs. HOMBRE: ¿¡Todavía seguimos preocupándonos..!?



A tenor del artículo publicado en el diario cada vez más de nuestra referencia, el Diario Progresista, destacamos este escrito del Sr. Mariano Beltrán, publicado el pasado lunes 4 de marzo.  No partimos desde el ánimo de vincular esta pretendida crítica constructiva hacia la jactancia o el desrespeto de sus dililigentes y propositados artículos, más bien intentaremos hacer una reflexión con la más honesta y humilde intención en la exposición de sus principios: 


"Es tiempo de pensar en femenino"
.."Mujeres que se rebelan contra el sistema que las ha estado oprimiendo angustiosamente hasta la fecha, que las está ahogando aún a día de hoy como sigue demostrando la última EPA. Es tiempo de que las mujeres tengan una posición determinante en este mundo cada vez más caótico...

Mujeres con coraje, mujeres que saben lo que quieren y no piden perdón por ello. Mujeres sin excusas. Mujeres que no hacen interpretaciones torticeras de la realidad, simplemente vienen, se suben a un púlpito y te la cuentan. Así, sin más. Te la cuentan con el timbre de voz apropiado y el mensaje apropiado, sin adornos. Mujeres que quieren ganar este presente, no sólo el futuro; mujeres del presente que apuestan por darle la vuelta al futuro.
 
Mujeres que tienen ganas de apostar por un cambio en la forma de hacer política, y te lo cuentan; mujeres que no soportan la injusticia ni ver el dolor ajeno y se rebelan ante eso; mujeres que dejan aparcada su comodidad para generar incomodidad y remover conciencias. Esas son las voces que hacen falta a la sociedad; ya está bien de paños calientes, de excusas y de peros"..



---------------------------------------------------------






Estimado Sr. Beltrán: 

Gracias por su escrito que ensalza los valores del sexo femenino.  Merecerse, siempre se merece..  Hablar de cosas positivas ante tanta incongruencia y absurdo aconteciendo, nos referimos.  Aunque entienda que para algunas mujeres ello les pueda resultar algo molesto, la palmadita que todos queremos para abrir las puertas ante el desarrollo personal, social o profesional.. 

La pasión que surge de sus palabras sobre el tema nos conduce a reflexionar que en la historia de la humanidad todavía es continua la intención de mantener vivo el impetuoso valor de la discriminación entre los géneros de nuestra especie.  Como si uno u otro necesitara la fuerza exterior de la palabra para sobrevenir alguna aplastante situación social o coyuntural. 

La comparativa entre ambos sexos, el siempre interesante ejercicio que normalmente busca una coartada para ensalzar o condenar la actuación de un individuo, está ya totalmente desfasada si se pretende levantar el ánimo o la voluntad personal.  El hombre y la mujer poséen, ambos, rasgos de comportamiento y capacidades intelectuales que pueden utilizar convenientemente, con un ligero esfuerzo, para convivir amalgamados en cualquier ámbito de nuestra sofisticada sociedad.  

Pese a sus obvias diferencias biológicas, desde la morfología estructural hasta la intricada composición genética, ambos sexos mantienen la suficiente competencia que les permita desarrollar sus procesos de adaptación a los medios que nosotros mismo hemos creado, con sobrada solvencia y siempre enmarcados en el nivel máximo que recoja un índice dentro del perfecto encuadre del sentido común.

No olvide aquel tan acertado clásico pensamiento que venera la posición de la gran mujer tras la sombra del gran hombre.  Nunca falla.  Si ella está allí, tenga por seguro que es porque es exactamente donde quiere estar.  Al igual, sin duda, que en el sentido opuesto.  Generalmente la formación de parejas mantiene una constante de paridad y consecuencia, de esa forma resolvemos las riquezas de un@s y las carencias de otr@s en un mar de equilibrio e igualdad necesario.
 
Definir esa rectitud, coherencia, emocionalidad, arrojo y firmeza del ser femenino por encima del género opuesto vulnera nuestra capacidad de comprender a la especie como una entidad singular.  Los rasgos que definen una comprensión de comportamiento no forman parte de su diferenciación biológica pues ambos, tal y como  nos empecinamos en este escrito, mantienen los mismos rigores ante las mismas situaciones.

En estos tiempos de burla generalizada desde las cúpulas hacia el vulgo, es necesario invertir todos nuestros esfuerzos unidos en parametrizar la mecánica de subversión del pensamiento absurdo.  Sólo de esta forma lograremos encaminarnos hacia el necesario y riguroso sentido común para acabar de una vez con tanta estupidez de princpios egoistas que tan solo conducen a la incoherencia y, por tanto, al mal vivir de la gran mayoría de la sociedad.  

El contingente necesario para tal ejercicio final es total y absoluto.  No caben bajas, ni recelos, ni dudas sobre el cómo, el cuándo y el porqué.  Iguales somos, y además todos entendemos perfectamente lo que hacemos, del primero al último..  






Mejor dejemos a la poética dentro del campo de la literatura y el entretenimiento cultural Aquí, en su periódico, los lectores venimos a nutrirnos con sus investigaciones, comentarios y reflexiones periodísticas sobre el momento politico, económico y social.  

No obstante, gracias por hacernos pensar..


 

imagenes tomadas de funeworld