recogida de una actualidad con el ánimo de archivo y la opinión personal

lunes, 30 de diciembre de 2013

Se nos prepara una crema cafetera envenenada - Bundestag


"Cuando al ser humano se le discrimina de forma tan brutal hasta considerarle una mercancía de usar y tirar como sucede en el capitalismo, por muy buenas intenciones que pudieran tener los Stalin de turno y los que le siguieron, los Honecker de Alemania y los de los demás países socialistas, esos mandatarios son los responsables de la enajenación del pueblo. El pueblo trabajador por nacer en esa condición no nace con conciencia comunista, esa filosofía con base científica requiere de teoría y práctica, de la praxis que dijera Gramsci, cuando eso no se lleva a efecto, no se estimula de forma real por parte de los partidos que se consideran marxistas, el retorno al paraíso de la mayor burocracia inhumana que es el capitalismo es cosa de tiempo.
En mi viaje a Cuba para asistir a las “III Jornadas sobre la obra de Carlos Marx y los desafíos del Siglo XXI”, en mi recorrido por la Habana Vieja, se me acercó un joven vestido con una camiseta de las Juventudes Comunista que conducía un taxi-bici, me comentaba que era descendiente de familia asturiana, y que se veía en esa condición de taxista para poder mantener su economía, que su proyecto como médico pediatra, era el de emigrar a España y ejercer su profesión que sabía era mejor retribuida que en Cuba. Decía que al solicitar el poder emigrar, el Estado cubano durante dos años le impedía ejercer su labor de pediatra. Después de una larga charla sobre el falso paraíso capitalista español, comprobé que su semblanza había cambiado, aunque no puedo asegurar que cediera en su empeño después de mis palabras que mutaron la expresión optimista que al principio tenía".
-----------------------------------------------------------



Por mucho que intentemos parafrasear o, incluso, inventar expresiones que engalanen ciertos postulados de la ética racional más necesaria en estos tiempos de sociedades encolerizadas, erramos categóricamente al pensar que el ser humano mantiene un camino evolutivo de carácter positivo.

El progreso de nuestra especie mantiene, desde un obtuso punto de vista, la constante que puede llegar a interpretarse, desde la visión del ingenuo arquetípico que puebla nuestras calles contemporáneas, como cercana a lo que entendemos por una mejora en su calidad de pensamiento para con el entorno que le rodea, bien sea físico o bien intelectual.

Observamos fácilmente que la implicación colectiva en variables problemáticas cotidianas va en aumento y parece que estimula la doctrina del cambio generacional y social hacia un pensamiento más concreto y correcto para el mañana colectivo construido a base de supuesta equidad.  Los pasos a seguir aparecen por doquier dictaminados desde cualquier mente dignificada por el conocimiento progresivo, el que otorgado por la actual facilidad al acceso a los anfiteatros donde se cultivan los conceptos intelectuales necesarios en la máxima expresión doctrinal, constituyendo dogmas de fe enraizados en el carácter tautológico más que en el sentido común indispensable, si realmente lo que uno quiere comunicar es la bondad.


Vemos pues que podemos generar contrastes si observamos en la historia hechos acaecidos en plena realidad.  Desde la fotografía tomada en Chicago en 1948 hasta la fecha actual, uno dispone de suficiente capacidad para elucubrar un contraste significativo en la evolución por la apreciación del significado de familia y por el respeto hacia la vida familiar de cada uno de los miembros.  A la derecha observamos una fotogtrafía de un director de hotel vertiendo ácido en su piscina en la que había clientes de raza negra refrescándose a principios de la segunda mitad del siglo XX.

El poder de la decisión ha cambiado gracias a las atrocidades que la sociedad comenzaba peligrosamente a acumular.  Los gobiernos maduran con las épocas históricas que les preceden moldeando, éstas, el carácter de los mandatarios del futuro.  Podemos observar este concepto claramente en la ascensión política de una joven ambiciosa como Angela Merkel, quien aprovechó un momento en el que la cúpula de poder alemana se tambaleaba debido al destape de ciertos fondos que promovían amigablemente la corrupción.




Esta sociedad, la alemana, que ha resurgido sobre sus propias cenizas y ha superado con creces la humillación mundial de haber aceptado a un líder de magnicidio como guía de futuro, es la que hoy conduce todo lo que ocurre a nivel europeo desde un punto de vista social y económico.  Las demás bases del poder mundial acrecentan y fortalecen a diario sus raíces mediante la unidad del Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial.  Por ello, el gobierno de la desesperanzada Europa, un cúmulo de países ensamblados para facilitar el desencaje económico para las sociedades dominantes, no vislumbra un futuro con garantías coherentes para la supervivencia de las capas sociales medias y más bajas.  Por lo que podemos observar a través de crecientes canales de comunicaciones conspiranoicas, las razones que mueven a la acumulación de riquezas es la propia ambición de los individuos que acceden al poder, los que hoy se catalogan como los del 1%. 

Pero ¿y si aliamos fuerzas y nos desenredamos de la maraña en la que hemos caído?

Según Pablo Iglesias, podemos y debemos hacerlo juntos de la mano todos los paises del sur de Europa para salir de esta crisis creada por los establishments (como diría el Professor).

Con todos mis respetos y admiración, estimado señor P.I.: dream on..

Leamos al visionario y esperanzado Benito Pérez Galdós en: "La fe nacional y otros escritos sobre España" publicado en 1912.

"Los dos partidos que se han concordado para turnarse pacíficamente en el poder, son dos manadas de hombres que no aspiran más que a pastar en el  presupuesto.

Carecen de ideales, ningún fin elevado los mueve; no mejorarán en lo más mínimo las condiciones de vida de esta infeliz raza, pobrísima y  analfabeta. Pasarán unos tras otros dejando todo como hoy se halla, y llevarán a España a un estado de consunción que, de fijo, ha de acabar en muerte.

No acometerán ni el problema religioso, ni el económico, ni el educativo; no harán más que burocracia pura, caciquismo, estéril trabajo  de recomendaciones, favores a los amigotes, legislar sin ninguna eficacia práctica, y adelante con los farolitos... Si nada se puede esperar de las turbas monárquicas, tampoco debemos tener fe en la grey revolucionaria (...)

No creo ni en los revolucionarios de nuevo cuño ni en los antediluvianos.

(...) La España que aspira a un cambio radical y violento de la política se está quedando,  a mi entender, tan anémica como la otra. Han de pasar años, tal vez lustros, antes de que este Régimen, atacado de tuberculosis ética, sea sustituido por otro que traiga nueva sangre y nuevos focos de lumbre mental"

Tendremos que esperar como mínimo 100 años mas para que en este tiempo "si hay mucha suerte"  nazcan personas mas sabias y menos chorizos de los que tenemos actualmente... ¡pobres españoles! lo que nos costara recuperar lo perdido"..


Lo dicho..: dream on