recogida de una actualidad con el ánimo de archivo y la opinión personal

viernes, 8 de febrero de 2013

USSR vs USA: naciones fictícias del mundo intangible




La teoría del Nuevo Orden Mundial, el enigmático y encubierto club Bilderberg, la crisis económica provocada, la paranoia social y el masivo malestar individual generalizado en los continentes donde se ha regido el poder económico mundial a lo largo de la historia, son los cinco conceptos que están fundamentando la colección de hechos que mantienen a los pobladores la vieja Europa y los jóvenes EEUU de América en un esfuerzo contenido de progreso negativo.  

Paralelamente, el desarrollo en el tiempo ha implantado un sistema derivado principalmente de las ideas del socialismo Marxista, donde el motor del cambio y la base de toda estructura social no son las voluntades individuales de las personas, ni las ideas sinó lo material, las necesidades económicas y los intereses económicos de los distintos grupos sociales.  Según su progenitor, para entender al hombre y su historia, es imprescindible el estudio de las condiciones económicas y sociales en las que uno vive.
 
De lo material se evolucionó a la moneda, de la base del oro se pasó a la base del dólar.  Entonces el control de los campos financieros comenzó a afianzar su permanente y aplastante influencia en determinar a los gobiernos las directrices adecuadas para orientar a la sociedad hacia una dirección u otra.



Documento videográfico de J.J. Mercado.



  "EEUU puede pagar toda la deuda que tiene por que siempre podemos imprimir dinero para pagarla, por lo que hay cero probabilidades de quiebra". 7 de agosto del 2011 Alan Greenspan, Presidente de la Reserva Federal de EEUU (1987-2006).
  
  "Pienso que más bien vivimos en una manifestación moderna y tecnológicamente avanzada de la Unión Soviética.  Hoy día la planificación central lo controla todo.  Todo el poder se está centralizando tanto en EEUU como en Europa, a nivel federal, por lo que no existen mercados libres sinó intervenciones".  Ned Naylor-Leyland, es actualmente Director de Inversiones en Cheviot Asset Management.
 
Levantaremos la cabeza eventualmente.  Llevamos décadas oyendo sin escuchar las dedicadas voces sordas que enumeran sin desistir las circunstancias que describen la opresión del sistema que evoluciona a favor de los más ricos, los que acumulan cada vez más dinero aunque sean sólo cifras digitales que mantienen secretos los bancos de los múltiples paraisos fiscales al servicio del poder.

Los gobiernos y el sistema financiero determinan el futuro de la humanidad y se protegen con el objetivo de mantener el control absoluto para evitar el levantamiento social, esa es la clave que denotará el final de una crisis provocada que está ahogando al noventa y nueve por ciento de toda la sociedad de la mitad del mundo desarrollado, sin entrar a valorar el expolio y explotación de los demás sistemas ajenos al neoliberalismo del planeta, el mal nombrado mundo subdesarrollado.

Banderas de hipocresía constituyen las naciones fictícias, entregadas al mero servicio del tergiversado legado de un ideario originado por el venerado prusiano Karl Marx.