recogida de una actualidad con el ánimo de archivo y la opinión personal

martes, 14 de enero de 2014

Humo en el horizonte.., la guerra contra el poder comienza.

Professor Vicenç Navarro


".. Esta crisis ha sido consecuencia de unas políticas públicas llevadas a cabo por gobiernos bajo el mandato de instituciones altamente influenciadas por la banca, tales como el Banco Central Europeo, la Comisión Europea y el Fondo Monetario Internacional. Se lo digo yo, que soy Catedrático de Políticas Públicas y he visto muchos casos antes, en otros continentes, que experimentaron crisis muy semejantes. En realidad, a finales del siglo XX, Latinoamérica sufrió una situación muy parecida."..

enlace al artículo completo



----------------------------------------------------------






El grafitero olvidó, o quizás su hernia discal le impidió seguir escribiendo debajo, que: LA SOCIEDAD OBSERVA..

Hoy, las acciones sociales reivindicativas crecen y se reproducen.  Burgos se levantó ante un caso urbanístico ayer, Girona en contra de los bancos hoy.., la lucha de colectivos continúa a diario y se hace fuerte.  Pronto, la suficiente mayoría estaremos plenamente convencidos de que manifestando nuestra indignación en la calle, resolveremos nuestra supervivencia en contra de los ínfimos porcentajes de individuos que ocupan todos los cargos económicos y políticos del planeta.

Es obvio que hasta la fecha las oligarquías totalitarias han vencido las batallas por contar con la más pesada artillería en su bando, pero descuidan un elemento imprescindible contra el cual nada tienen que hacer en el campo de batalla: el tiempo.  La conocida cuarta dimensión madura la opinión colectiva y decreta la comparativa que establece el ejemplo más concreto e interpretable para todos, en este caso con relación al expolio que sufren, por su ingenuidad, las clases que históricamente siempre evolucionan despreocupadas.  

Hoy, gracias al esfuerzo divulgativo de relevantes mentes en materias socio-políticas, el enunciado de la realidad se expresa con claridad cristalina y en todos los idiomas.




Mantengamos, pues, a todo nuestro entorno social bien educado en la gesta que supondrá la aplastante victoria sobre el irracional galope de los poderes del absurdo librecambismo y plutocracia.  

Apoyemos, sustentemos y protejamos las ideas que convocan la libertad controlada y coherente en todos los campos de la economía individual y colectiva.  

Hagamos que los baremos de veinte a uno sean los márgenes máximos de diferenciación salarial global.

Sólo así acabaremos con el esplendor aplastante del que goza el grupo de los dos mil ciento setenta privilegiados que gobierna nuestro planeta (fuente
).

Salgamos todos a la calle a protestar.  

No se trata de una guerra, Sr. W.Buffett, es conveniente inculcar un poco del buen sentido común en sus voraces y mega-atareadas mentes egoitas y usureras..




.