recogida de una actualidad con el ánimo de archivo y la opinión personal

lunes, 7 de enero de 2013

El C.F.R. y el NUEVO ORDEN MUNDIAL: el orgullo y la metástasis de la razón



El Council on Foreign Relations (CFR) es una organización estadounidense no partidista, dedicada a la política exterior, fundada en 1921 y con base en la 58 East 68th Street en Park Avenue (Manhattan) en Nueva York, con una sucursal en Washington, D.C.  Muchos creen que se trata de la organización privada más poderosa por su influencia en la política exterior de los Estados Unidos. Publica la revista bimestral Foreign Affairs.  Tiene una extensa página web que provee enlaces a su think tank, el programa de estudios David Rockefeller, otros programas y proyectos, publicaciones, historia, biografías de directores notables y otros miembros del directorio, miembros corporativos y notas de prensa.

fuente: wiki



Hillary Diane Rodham Clinton, una mujer que no requiere presentaciones, se expresa en el video del plano superior con claridad contundente, sobre la labor del CFR en su mandato.  

Si un grupo es eficaz en el control de los gobiernos nacionales y las corporaciones multinacionales, promueve un gobierno mundial a través del control de los medios de comunicación, las donaciones de fundaciones y de educación, y los controles y las guías de los temas del día, entonces controlan la mayoría de las opciones disponibles.  El Consejo de Relaciones Exteriores (CFR) y los poderes financieros detrás de él, ha hecho todas estas cosas además de promover el "Nuevo Orden Mundial", como lo han hecho durante más de setenta años.

El CFR es el brazo promocional de la elite gobernante en los Estados Unidos de América. Los políticos más influyentes, académicos y personalidades de los medios son miembros, utilizan su influencia para infiltrarse en el Nuevo Orden Mundial en la vida americana.  Sus '"expertos" escriben obras académicas que se utilizan en la toma de decisiones, sus académicos exponen la sabiduría de un mundo unido y sus miembros de la prensa difunden el mensaje.

Para entender cómo las personas más influyentes de Estados Unidos llegaron a ser miembros de una organización que trabaja con determinación para el derrocamiento de la Constitución y la soberanía americana, tenemos que volver por lo menos a principios de la década de 1900, cuando la historia comienza mucho antes (en función de su punto de vista y creencias).
  


---------------------------------------------------------


Es cierto que un servidor empieza a desarrollar una creciente sensibilidad por temas que pueden resultar inicialmente algo escabrosos, estos fueron antes semi-tabúes sociales prácticamente inaludidos pero ahora son ecos de la más mundana realidad, todo ello gracias a las circunstancias políticas del momento.  Las que demandan una explicación coherente a tantos y tantos absurdos gestos e incongruentes dictámenes oficiales de las jerarquías gobernantes por doquier..  

El término "paranoia" empieza a ser mencionado con asiduidad en las conversaciones del entorno personal, no es más que la marca del desprendimiento razonable que emana de la colisión entre la inteligencia y la realidad más palpable, aquella que están generando los moldes del poder a través de unos pretextos que no conciben el bien para todos ni tampoco por un igual.  Como si la enfermedad psicológica nos afectara a todos de forma consolidada desde el nacimiento y sin necesidad de diagnóstico médico.  

El Nuevo Orden Mundial, así, en mayúsculas como si fuera un nombre propio o topónimo importante, fructifera a través de la nublada realidad sin que la vasta mayoría de los seres que poblamos e intentamos disfrutar del planeta nos demos cuenta de lo que ese rigor significa.  Mucha es la información publicada en la red sobre sus orígenes, sobre sus conexiones, sobre su estructura y sobre sus devotos y peligrosos practicantes que mantienen su avance libre de obstáculos y constantemente acelerado desde sus inicios.

Un ente que prodiga el orgullo, la soberbia y la vanidad que produce un mundo animal que deja extinguir las riquezas naturales por su influyente, pedante y estúpida super-inteligencia (válganos la ironía) y dominio sobre la multitud que trabaja para abastecer la demente grandeza del poder de la inteligencia domesticada.  Elementos de control que mantienen el sino de todo lo que respira dentro de la siempre engañosa máquina del tiempo.  

Como bien cita el generoso Marcos Ley: "cuando el orgullo no cabe en el corazón hace metástasis en la razón"..






Sócrates decía allá por el año menos cuatrocientos y pico: "sólo sé que no sé nada..".  Tal vez sabía tanto que aireaba su falsa ignorancia a propósito para advertir del peligro de la sabiduría a los oídos conectados con la inocencia de la ingenuidad, acaso una torpe maniobra para evitar el mortal verdugo de las creencias que finalmente le llevaron a la tumba por sus ideas relacionadas con una religión, la que gobernaba e imponía sus propios criterios sobre el ignorante pueblo creyente.  

Como las ideas del C.F.R. y el N.O.M.