recogida de una actualidad con el ánimo de archivo y la opinión personal

viernes, 7 de junio de 2013

PEARSON: ¿un gigante manipulador de la educación mundial?

http://3.bp.blogspot.com/-4AW0O_iBrj4/UQc1Q2s4SVI/AAAAAAAAODM/WA9oaCwgjCQ/s1600/esx_com_colem_208a_large.jpg
The Right Honourable Weetman Dickinson Pearson, 1st Vizconde de Cowdray PC, GCVO
(copy after William Orpen) (c. 1920)
óleo sobre lienzo
203.2 X 104.1 cm



Creemos en el aprendizaje.

Todo tipo de aprendizaje

para toda clase de gente
ofrecido de manera personal.


Creemos en su poder para cambiar vidas,

abrir puertas,
romper barreras,
construir sociedades, y 
ofrecer esperanza y
posibilidades.

Porque donde el aprendizaje prospera,
también lo hacen las personas.
 



".. La cuestión que debe abordarse es si la publicación del gigante británico Pearson y su subsidio de educación deben determinar quién está calificado para enseñar y lo que se debe enseñar en el estado de Nueva York y en los Estados Unidos. ¡Yo no lo creoNo sólo nadie les eligiría si la gente supiera quienes son sinó que es posible, incluso, que nadie desée que si quiera se acerquen a una escuela o a un funcionario del gobierno..".


------------------------------------------------------




Dime con quien andas y te podré dar los buenos días..

Es sencillo predecir que una gigantesca empresa que hoy gestiona, controla, define y dictamina el nivel educativo mundial bajo descaradas atribuciones propias contenidas manipulando el significado de la equidad y la ayuda para la educación de toda la gente, jamás pueda cumplir el pronóstico que ejemplifica, especialmente cuando su fundador altruista pasa a mejor vida.  

El origen de la ballena mercantil hoy denominada Pearson, que hoy se ocupa de precisar los próximos pasos a realizar por la enseñanza de la mayoría de los paises desarrollados, empezó como una gran constructora allá por el año 1844 (ver enlace), en sus propias palabras:

    "Los orígenes de Pearson fueron en el negocio de la construcción durante la Revolución Industrial.  Bajo el liderazgo de Weetman Pearson (más tarde conocido como Lord Cowdray), se convirtió en uno de los mayores contratistas de la construcción del mundo en un momento en el que el desarrollo de la industria controlaba los enlaces de transporte, el comercio y la comunicación alimentando las economías del mundo". 

Precisamente un gigante a la sombra de la vida pública que determina los estudios de calidad en la enseñanza mundial bajo un prisma absolutista y de criterio personalizado en favor de sus propios intereses.  La que proviene de las raices del mundo de la construcción, el segundo más corrompido negocio de la historia de nuestro planeta. 

En el año 2010, el descendiente de Lord Cowdray puso a la venta una de las propiedades de la familia: Cowdray Park en Midhurst, West Sussex, una mansión de cuatro mil cien metros cuadrados, diecisiete habitaciones y ciento diez acres de terreno con seis otros chalecitos, por la friolera de veinticinco millones de libras esterlinas.




Como rezan las pretendidas razones que mueven a su empresa "creemos en su poder para cambiar vidas" para hacer prosperar la educación y las personas, le hubiéramos respetado más si hubiera comprado esta isla en Escocia (La Isla del Caballero) por tan sólo tres millones de libras y aún le hubieran sobrado veintidós, los que podría haber esparcido por algún desgraciado territorio y así hubiera habido muchos menos muertos de hambre de verdad.

De esta manera podría haber devuelto algo coherente al pueblo que ha colmado su propia riqueza personal hasta los límites de la saciedad (..).  Hubiera sido un gran gesto de la filantropía esencial que deberían, junto con usted, practicar esos cientos de individuos que sólo hacen que acumular riquezas que condimentan la más pura irracionalidad.
 
.