recogida de una actualidad con el ánimo de archivo y la opinión personal

miércoles, 20 de junio de 2012

BUNDESBANK y el hermano Satán



El gráfico de arriba muestra la evolución de los depósitos de los bancos extranjeros en Alemania, ahora mismo por encima de 425.000 millones de euros. Los datos proceden del Bundesbank a finales de mayo de este año.

El incremento en los últimos cinco meses es del 54%


--------------------------------------------------------


A fines del siglo XIX las naciones europeas, los Estados Unidos y Japón generaron, a través de sus políticas expansionistas, una nueva división del mundo.
 
Se denomina imperialismo a la política expansionista de una nación llevada a cabo a través de adquisiones territoriales y del establecimiento de una hegemonía política y económica. El fenómeno imperialista comprendido entre finales del siglo XIX y principios del siglo XX, se caracteriza por importantes cambios que marcaron el curso de la historia.


La existencia a fines del siglo XIX de un mundo industrializado, hizo que los años precedentes a la Primera Guerra Mundial se caracterizaran por el progreso material y las transformaciones sociales, entre las que se destacaron la consolidación de una poderosa y activa burguesía y el crecimiento de una clase obrera no sólo en cantidad sino también en capacidad de organización e influencia política, manifestada en la creación de fuertes partidos socialistas que tenían como meta del sufragio universal.



Los avances en los sistemas de transporte y comunicación permitieron la creciente unificación económica y cultural del mundo, implicando una nueva división del mismo en países industrializados y países proveedores de materias primas, y la subordinación de los primeros a los segundos.



------------------------------------------------------


Alemania está en el centro de la atención de muchos de los que nos preocupamos por el futuro.  Es un estado que ha resurgido de sus cenizas además de haber lavado por completo su honor e integridad en poco más de cincuenta años de su historia.  Todavía viven muchos de los que creyeron en la causa nazi.

Por lo que podemos observar, el ciclo está en contínuo movimiento y todavía no ha cerrado el arco de su trayectoria.  Las transformaciones sociales siguen su curso evolutivo con el desarraigamiento de la burguesía más impetuosa de los frentes comunes para elevarse y alcanzar el nivel máximo en el ámbito donde se asienta cómodamente el súper rico.

Los demás caen inevitablemente y se les despoja del derecho fundamental al bien común. Es una segunda ondanada del imperialismo en tiempos en los que se habla de que se ha producido la revolución de la comunicación en nuestro planeta (menuda paradoja).

Con la amenaza de la guerra global fuera del panorama factible, gracias al desarrollo de la indústria armamentística en crear mega bombas capaces de partir el planeta en dos, el poder y el ejercicio de la presión es absoluto en las cámaras políticas tanto nacionales como internacionales.  Ya sólo queda restringir a los cuatro rebeldes descontrolados que lideran los siete ejércitos desperdigados en zonas semi erosionadas e inertes, sociológica y económicamente hablando.

Ley de vida.., podemos patalear, gritar y amenazar, pero dudo que podamos cambiar el croquis demasiado.  Es el devenir de la historia que plantea un ciclo de pobreza expandida por la presión de los ocupantes de las cúpulas político-financieras del planeta.

Imagino que también lo creen aquellos que inyectan sus inversiones para alimentar las venas del dragón.., y las suyas propias.  Los hipócritas que vierten a mansalva gasolina en el fuego del poder.  Así obtendrán la llama con la que encender un nuevo fuego que arrase la voluntad de cualquier comprometido intento desesperado.





Es la hora de Satán..