recogida de una actualidad con el ánimo de archivo y la opinión personal

lunes, 4 de junio de 2012

¿INOCENTE DISCURSO? Nuestro querido e incansable "professor"



Discurso del Profesor Navarro en los actos de graduación de licenciatura de los estudiantes de la Facultad de Derecho de la Universidad de Barcelona, el 25 mayo 2012.

"Queridas Autoridades académicas de la Facultad de Derecho de la Universidad de Barcelona y queridos estudiantes de esta facultad que os graduáis hoy en esta Universidad, de la cual me gradué yo hace medio siglo. Os habla entonces una persona de la generación de los años cincuenta y principios de los años sesenta que habla y...

..unas sesenta interesantísimas líneas más abajo, concluye..

..Pero la lucha por la democracia continuó durante el periodo democrático. Y aquí quiero saludar a los movimientos sociales, a los sindicatos y a los partidos políticos discriminados por una ley electoral que les penaliza, y quiero saludar también al movimiento 15-M, que es un aire fresco en este cambio. Sumaros a ellos porque la situación actual, donde los derechos sociales, políticos y laborales están siendo reducidos, vosotros, trabajadores intelectuales que gestionaréis la Ley, tenéis la oportunidad de que el derecho -que es hoy parte del problema- sea parte de la solución. Y ello se hará siempre que apoyéis a los más vulnerables frente a los más poderosos. Defender a los trabajadores, defender a los consumidores, defender a los usuarios de los servicios públicos y privados, defender a la gente normal y corriente que cada vez tiene menos voz.

Hoy la juventud, vosotros, tenéis enormes retos. El 50% de los jóvenes no encuentran trabajo y derechos elementales como la sanidad, los están eliminando. Una persona joven de más de 26 años ya no tiene cobertura sanitaria garantizada por ley. Estamos volviendo a situaciones que creíamos habíamos ya dejado atrás.

De ahí que la lucha, y no hay otra manera de decirlo, la lucha por la democracia, por los derechos sociales y por los derechos laborales, por el bienestar del país, son la misma lucha. Y termino ya, sólo para señalar que en los años cincuenta y sesenta, las facultades de la Universidad de Barcelona que más activas eran en la resistencia antifascista eran la de Medicina y la de Derecho. Os invito a que continuéis la lucha de vuestros antepasados, los estudiantes de derecho de entonces. El país ahora os necesita más que nunca, cuando nuestros derechos están amenazados. Seguro que lo haréis".


-------------------------------------------------------------


Seguro que sí lo harán.., sin dudarlo un minuto además.

foto de Millán Salcedo 
(su personal e imitado gesto nos amplia el significado del texto)



Al principio, los estimados graduados en su nueva fase de impetuosa lucha evolutiva, buscarán la manera de ganarse el pan, los tres primeros años trabajando gratis para algún despacho pijo de la ciudad (la única manera de buscarse una buena catapulta de futuro..).

Una vez conseguido el pan, cosa siceramente utópica tal y como están las cosas hoy día, buscarán el sevruga iraní (parece ser que es más gustoso que el beluga..) con buena mantequilla ligeramente salada y tostaditas de pan francés.  Es ley de vida evolutiva.

Una vez obtengan esa deseada alta jerarquía social (si no la poséen pre-natal como la mayoría de los que entran en el mundo del derecho..), entrarán en el club de turno donde jugarán al pádel, tenis o golf y entrelazarán ideas, proyectos y anhelos con sus competitivos nuevos amigos ricos entre partido y partido (insisto, si no poséen ese estatus de ricos a priori, en ese caso "ese" deporte lo han practidado toda la vida).  Momento en el que gestionarán que los demás desarrolen todos el trabajo para ellos por unos "generosos" mil euros brutos al mes (o por nada, si ellos ya han alcanzado el estatus de socio del bufete y tienen capacidad ejecutiva de iniciar y formar grupos de trabajo).

Llegados allí, a la cumbre personal y profesional, entrarán catapultados en algún partido político como asesores y, mediante sus informes unilaterales devastadoramente conducidos por los intereses de algún "amiguete" que han hecho en alguna multitudinaria cena de turno.  Entonces harán que los informes deriven a los políticos para que nos aumenten todavía más los impuestos a la plebe y así rebajar los suyos otro gran pellizco adicional.  Al fin y al cabo: ellos se lo han currado en over-time y tienen los conocimientos adecuados para el tergiverse necesario.

No hay abogado egoísta ni sin un alto nivel de ambición personal (dentro del marco ejecutivo de la ley).  Si el sujeto fuere de principios honestos, al cabo de un tiempo mascando tantísima corrupción a los cuatro vientos, al final mutan dentro del sistema de tan seductora corrupción y se introducen en el renombrado 1%.  El de los que retienen el 70 o el 80% de la riqueza de un país en sus arcas personales (la cifra es suya).

Lo mismo ocurre en el campo de la economía, el periodismo, la arquitectura, la medicina, la ingeniería, la farmacia, la química, etc..

Mientras tanto, un servidor de usted, único miembro del partido de los indulgentes en lucha verbal contra la culta hipocresía, seguiré en mi afán desenmascarador de aquellos que juegan cómodamente con los principios de la ética podrida, siempre desde mi sillón que sólo infunde misericordia.


Con todos mis respetos Sr. Navarro, ¡somos todos carne de cañón!
No obstante, admiro ampliamente su positivo e incansable afán de cambiar lo incambiable, aunque no cuele.

Gracias por todo ello.